El equipo de Gobierno de Ledesma acusa a la oposición de "abrir la puerta a las macrogranjas"

El edil tránsfuga y el PP votan en contra de una ordenanza que pretende regular los vertidos de "estaciones de depuración de aguas residuales con fines agrícolas"

Ledesma
Ledesma

La tensión y la falta de entendimiento sigue presente en Ledesma donde el PSOE gobierna en minoria. Tras el pleno celebrado el pasado fin de semana en la villa el equipo de Gobierno acusa al Partido Popular y al edil tránsfuga Julián Salinas de "abrir la puerta a las “Macrogranjas” en la villa. El motivo es que han rechazado la aprobación de una Ordenanza Reguladora respecto a la aplicación de purines, estiércoles, residuos biodegradables de origen agrícola, ganadero y lodos procedentes de estaciones de depuración de aguas residuales con fines agrícolas, buscando en todo momento "la protección del municipio respecto a actuaciones que pudieran perjudicar el entorno natural de Ledesma", según aseguran los socialistas.

El equipo de Gobierno asegura que: "Esta ordenanza en nada afectaría a los vecinos que tienen un corral doméstico o un huerto familiar, considerando muy conveniente el uso de este abono orgánico tanto a nivel particular como profesional. La ganadería y la agricultura contribuyen de manera muy positiva en la economía local, pero es primordial regular su incidencia en el medio ambiente en el que se sustentan estas actividades, para minimizar la problemática que estas acciones pueden causar para otros sectores del municipio". 

Ledesma, es conjunto histórico y artístico desde 1975, se enorgullece de ser uno de los pueblos más bonitos de España  y la protección de su entorno de cualquier actividad que cambie su destino turístico debe ser cuanto menos regulada y vigilada, asegura el PSOE.

Una ordenanza que se basa en la normativa autonómica correspondiente y en la aplicación de purines que pudieran ser perjudiciales para personas y medio ambiente, nunca en otro tipo de casos. Ha sido elaborada por la concejalía de medio ambiente, y expuesta al público en la página web municipal desde el 26 de enero hasta el 23 de febrero sin haber sido presentada ninguna alegación.

El PSOE cocluye que "como nos tienen acostumbrados, la oposición de Ledesma, formada por el partido popular y un concejal tránsfuga ha votado en contra de la aprobación de dicha ordenanza, abriendo las puertas a las macrogranjas que amenazan con condenar el mundo rural a una actividad ganadera que no sólo contamine el entorno sino que haga incompatible con cualquier posibilidad de residir en sus inmediaciones". 

Por su parte, desde el PP justifican su voto en contro asegurando que en primer lugar una ordenanza de estas características debería llegar al pleno con consenso porque se ha debatido y se ha trabajado previamente en una comisión y más "cuando el equipo de Gobierno está en minoría y sabe que necesita nuestros votos", asegura Esteban Pérez. Por otra parte, afirman que no están en contra de regular medioambientalmente este asunto, pero que hay puntos en la ordenanza con los que no están de acuerdo, sobre todo tras "hablar con ganaderos y agricultores del municipio que están en contra". Uno de esos puntos es la franja de exclusión de 1.500 metros que se quiere crear alrededor del casco urbano "porque afectaría a fincas y afectaría a otros proyectos, no todo son macrogranjas" y también por las prohibiciones a la hora de aplicar purines, estiércol y residuos biodegradables de origen agrícola y ganadero en días concretos, así como la prohibición de hacerlo desde junio a septiembre como aseguran establece la ordenanza. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído