Tetrabricks forrados de papel, goma eva y espumillón hechos por los vecinos de la localidad se han convertido en un bonito y llamativo árbol de Navidad. Matilla de los Caños del Río ya luce su nueva decoración navideña gracias al trabajo que de nuevo han realizado todos sus vecinos. Durante estas semanas pasadas, niños y mayores se han dedicado a forrar tetrabricks de leche y zumo que este fin de semana se han convertido en un árbol.

Toda una tradición en Matilla que llevan varios años creando árboles decorativos con ruedas, CDs decorados, calcetines navideños y latas de refresco.

En esta ocasión han sido bricks de leche, que se han forrado de verde para la base y con todo tipo de colores, incluso con los nombres de los vecinos que los han creado. El árbol se podrá ver hasta pasado el día de reyes. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído