Los líquenes, utilizados como bioindicadores para conocer el estado de conservación de la dehesa

La Diputación edita un libro que recoge el gran valor de los líquenes, tanto desde el punto de vista de la conservación como del paisaje

2 Comentarios

 Libro
Libro

El diputado de Cultura, David Mingo, y el profesor y biólogo, Ignacio Santa Regina, han presentado el libro  "Líquenes de la dehesa salmantina", editado por la Diputación. Ignacio Santa Regina es coautor del estudio junto a su hija, también bióloga, María del Carmen Santa Regina.

En este estudio, los autores nos muestran que los líquenes son los colonizadores primarios de todos los ecosistemas y que tienen un gran valor, tanto desde el punto de vista de la conservación como del paisaje. Estos organismos también nos dan información sobre cada uno de los principales hábitats del entorno salmantino. En este libro podemos percibir la importancia que poseen, dado que los usos más frecuentes de los líquenes van desde la alimentación y la medicina natural hasta aplicaciones antivíricas y antitumorales. 

Los líquenes se utilizan como bioindicadores de la calidad del aire o del estado de los bosques, y suponen una reseña importante del estado de conservación de nuestro ecosistema más emblemático, como es la dehesa salmantina.

Se han editado 250 ejemplares y su precio en librerías es de 20 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído