La iglesia parroquial a rebosar demostró, un año más, la enorme devoción que Moriscos le profesa a su patrona, la Virgen Peregrina. Antes de iniciarse la eucaristía, el volteo de campanas anunció a los vecinos el comienzo del principal acto religioso de las fiestas patronales y, principalmente para los vecinos de siempre, el más emocionante con diferencia.

Tras la finalización del homenaje a la patrona en el interior de la iglesia, la corporación municipal, con el alcalde, Jesús Manso, a la cabeza, sacó del templo la imagen de la Virgen Peregrina que recorrió las principales calles de la localidad arropada por multitud de fieles. 

La procesión se detuvo en la zona del Parque Chico para realizar una acción de gracias ante la imagen de la patrona antes de conducirla al interior de la iglesia en la que ya reposa hasta el próximo año.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído