Más de un centenar de municipios de la provincia podrán disponer de dinero en efectivo gracias a cajeros en los bibliobuses

Se trata de una iniciativa pionera de la Diputación, única en el país, para dar "soluciones a los municipios que no tienen posibilidad de tener dinero en metálico para realizar compras"

Nuevos cajeros bibliobuses
Nuevos cajeros bibliobuses

Una iniciativa pionera de la Diputación de Salamanca permitirá a más de un centenar de municipios disponer de dinero en efectivo gracias a los nuevos Bibliocajeros. Un trabajo de las áreas de Cultura y Desarrollo Rural que "no se conoce en ningún sitio de España y que va en pro de dar servicio a los municipios más pequeños", a señalado Javier Iglesias, presidente de la Diputación durante la presentación de este nuevo servicio en Matilla de los Caños. 

"Muchos habitantes de la España rural no tienen posibilidad de tener dinero en metálico para realizar compras y es un problema real", en palabras de Iglesias del que, por el momento, con esta experiencia piloto se beneficiarán 130 localidades al instalarse en dos de los cuatro bibliobuses que recorren la provincia y, mediente la que podrán retirar efectivo en los cajeros instalados para tal efecto en la parte trasera. 

Una idea "brillante de puro simple" para la que La Salina tendrá que hacer frente a unos costes de mantenimiento dque ascienden a 18.000 euros al año pero que permitirá frenar la denominada “desertización financiera” a la que se están enfrentando los pequeños municipios tanto de Salamanca como del resto de las provincias españolas. “Además de llevar la cultura a los municipios que carecen de bibliotecas estables, como llevamos haciendo años, estos autobuses llevarán también dinero en efectivo para que los ciudadanos de la Salamanca rural, y especialmente nuestros mayores, que no pueden desplazarse a otros municipios, tengan acceso a un servicio tan necesario aún hoy en el mundo rural como es el disponer de dinero en efectivo”, ha indicado el presidente de la Diputación.

En la actualidad, tal y como ha reseñado Iglesias, el 82% de los municipios de la provincia no cuentan con este tipo de facilidades y es por ello que la Diputación ha intentado "dar soluciones imaginativas a problemas complejos puesto que, además de tener que hacer frente a la seguridad del servicio, también habrá que adaptar otras cuestiones como las naves en las que se guardan los bibliobuses. 

Desde la Diputación de Salamanca se pretende que este proyecto piloto de bibliocajero, que espera llegue a ser tan conocido como los bibliobuses, por dar respuesta en esta ocasión a una emergencia social de los municipios, pueda ampliarse en el futuro a los cerca de 200 municipios que recorren en su conjunto los cuatro bibliobuses de los que dispone la Diputación. Municipios que en su práctica totalidad cuentan con menos de 500 habitantes y muchos de ellos
por debajo del centenar. Es una "idea para el resto del país ya que muchas localidades se están interesando por ello. La Diputación da servicios públicos de calidad para que no haya salmantinos de primera y de segunda para dar voz a la España que probablemente menos voz tenga y que se merecen todas las atenciones", ha concluido Javier Iglesias. 

El primer usuario de este proyecto pionero fue el vecino de Matilla de los Caños, Manuel Benito, de 88 años, que pudo utilizar este cajero para retirar dinero, mientras su bisnieto, Óscar Benito, de 8 años, como cada vez que se acercaba el bibliobús, convertido ahora en bibliocajero, accedió a elegir un libro infantil entre la extensa colección de publicaciones, revistas, música y películas que dispone para todos los públicos.

Nuevos cajeros bibliobuses
Nuevos cajeros bibliobuses

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído