Moriscos y Armenteros, las dos caras de la España vaciada en Salamanca

Uno triplica su población en los últimos diez años, el otro pierde un 64% de sus habitantes

 Moriscos
Moriscos

Salamanca es la provincia de Castilla y León con más municipios en los que se ha producido un aumento de habitantes entre 2009 y 2019. A Moriscos, Castellanos de Moriscos y Buenavista se suman Aldeatejada en el noveno lugar, que creció en un 60 por ciento al pasar de 1.290 habitantes en 2009 a 2.064 en 2019. También Doñinos y Beleña tuvieron crecimientos destacados, por encima del 40 por ciento

Moriscos y Armenteros han sido, respectivamente, los que han ganado y perdido más porcentaje de población en el decenio comprendido entre 2009 y 2019, según los datos del padrón municipal del Instituto Nacional de Estadística, recogidos por Europa Press.

El análisis, centrado en los que tenían más de 100 habitantes en 2009, muestra que mientras muchos pueblos y las principales ciudades han perdido población en todas las provincias, también existen otras localidades, algunas de tamaño importante, que han incrementado su cifra de habitantes.

Se da la circunstancia de que tanto en términos negativos como positivos son dos municipios salmantinos los que encabezan la tabla. Así, Armenteros, en la comarca de Alba, a unos 50 kilómetros de la capital y cerca del límite con Ávila, ha perdido en ese periodo de diez años un 64,52 de su población. Si Armenteros contaba con 558 habitantes el 1 de enero de 2009, en la misma fecha del pasado año se quedaba con aproximadamente un tercio de esa cifra, 198. En el caso de Moriscos, separado solo 10 kilómetros de la capital, casi ha triplicado la población, al pasar de 163 habitantes en 2009 a 429 en 2019.

Otros dos municipios de Castilla y León han visto su población reducida en más de la mitad y se sitúan en el segundo y el tercer puesto de la tabla de la despoblación. Valdearcos de la Vega (Valladolid) ha perdido un 55,12 por ciento de sus habitantes en ese periodo de diez años ya que ha pasado de 127 a 55; mientras que Moral de Hornuez (Segovia), pasó de 101 personas en 2009 a 49 en 2019 (-51,5%).

Segovia, que en el global del territorio ha perdido un 7,1 por ciento de su población en ese periodo, es la provincia que cuenta con más municipios entre los diez más dañados por la pérdida de población. Así figura Ortigosa de Pestaño en el cuarto lugar, con un 47,6 por ciento menos al pasar de 105 a 55 habitantes; y Fresno de la Fuente en el séptimo, con una caída del 42,24 por ciento (de 116 a 67 habitantes).

En el quinto puesto figura otro municipio salmantino, Salmoral, que perdió un 47,3 por ciento de población al reducirse de 241 habitantes el 1 de enero de 2009 a 127 en la misma fecha de 2019. El sexto lugar es para Perales, de la Tierra de Campos palentina, con una caída del 43,1 por ciento, al quedarse en 87 habitantes de los 153 con los que contaba diez años antes.

Para comparar con los municipios de mayor tamaño, todas las capitales de provincia sufrieron pérdida poblacional en el decenio 2009-2019, salvo Ávila, que aumentó su cifra de habitantes en un 1,56 por ciento. Los descensos estuvieron encabezados por Segovia, con una caída del 8,79 por ciento; seguida por Ávila (-8,18%); León (-7,44%); Zamora (-7,37%); Salamanca (-7,32%); Valladolid (-6,11%); Palencia (-5,13%); Burgos (-1,76%) y Soria, que fue la capital que tuvo una menor pérdida (-0,33).

En el lado de los crecimientos se observa que, mientras los municipios que más porcentaje de población perdieron en ese decenio son de menos de 500 habitantes, en este caso se encuentran pueblos de mayor tamaño e incluso alguno que supera los 20.000 habitantes, como Arroyo de la Encomienda (Valladolid). Además, se observa que en este caso buena parte de ellos se encuentran en las cercanías de las capitales de provincia

Tras Moriscos, el que más porcentaje de población ganó, se encuentra Encinillas (Segovia) una localidad situada a once kilómetros de la capital, que también duplicó su cifra de habitantes (+102,67%) al pasar de 105 en 2009 a 304 en 2019.

A continuación figuran dos municipios salmantinos como Castellanos de Moriscos y Buenavista, que crecieron respectivamente en un 87,99 y un 87,5 por ciento. El primero, en el área urbana de Salamanca, ha pasado de 1.424 a 2.677 habitantes en estos diez años, mientras que el segundo que se encuentra ya a 25 kilómetros de la capital pasó de 192 a 360 personas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído