Álvaro Pacheco, más conocido como Gato Charro, desembarca por fin en la provincia de Salamanca para presentar su primer disco 'Ven'. Gato Charro, precisamente le debe su nombre sus a orígenes madrileños y a su sangre salmantina. Ha pasado todos los veranos (y la mayoría de su tiempo libre) en Espeja, una localidad que lo ha visto crecer. Tuve conocimiento de este concierto por mi amigo Enrique Pacheco, el de Ivanrey, el otro joven músico de la comarca de Ciudad Rodrigo que alegra y anima las fiestas del Carnaval y de muchos otros municipios.

Después de haber presentado su primer disco en directo en varias salas madrileñas, Espeja se ha convertido en una visita obligada para ofrecer un concierto muy especial que pueda devolver el cariño que todos los vecinos le han mostrado desde que Álvaro inició su andadura en solitario con Gato Charro. Palabras que traslado de Enrique Pacheco Blanco, promotor y defensor 'empedernido' de este atractivo concierto.

Además de llevar a cabo su proyecto en solitario, Álvaro Pacheco desarrolla su labor como músico formando parte de la banda de otros artistas. En la actualidad, es trompetista de Leiva; pero también ha tocado con Deluxe, Pereza, Alamedadosoulna, Los Coronas o Albertucho.

Gato Charro actuará el 14 de agosto en la Plaza de Toros de Espeja y lo hará con su formación habitual. Cabe destacar que uno de los miembros de su banda es su hermano Roberto Pacheco, célebre trombonista que además ha sido el productor de 'Ven'.

Gato Charro ha querido hacer realidad el sueño de tocar en Espeja preparando un concierto muy especial en el que, además de su repertorio habitual en el que se incluyen versiones, habrá temas nuevos que seguro harán las delicias de los allí presentes.

Cuando se le pregunta a Álvaro qué supone tocar en Espeja, lo tiene claro: "La plaza de toros de Espeja es cómo Las Ventas de Madrid. Voy a hacer el paseíllo con nervios y con ilusión, esperando que quienes asistan al concierto disfruten. Espeja es mi casa y mi vida; el lugar en el que soy feliz".

Queda patente el sentimiento de Gato Charro hacia su tierra y sus allegados, quienes innumerables noches le han visto tocar la guitarra (a veces de tres cuerdas) y cantar por bulerías y rumbas. Reside en este artista la capacidad de mezclar estilos para mostrar sus sentimientos en forma de canción y hacer disfrutar a todo aquel que esté dispuesto a verle en concierto (el directo es el punto fuerte de Gato Charro y su banda).

Se presenta una ocasión, casi irrepetible, para disfrutar en directo de un artista que da lo mejor de sí mismo para ofrecer un concierto de calidad en el que se canta y se baila a partes iguales. Además, un momento especial para apreciar y aplaudir la música de esa saga de grandes músicos, los Pacheco, de la comarca de Ciudad Rodrigo. Por tanto. el 14 de agosto se ha convertido este año en cita ineludible para disfrutar de la buena música y, más, cuando es interpretada por ´los nuestros'.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído