Motivo para sentirse orgulloso, el de este domingo, en Alba de Tormes. Roma será el escenario de la canonización de dos Papas que fueron peregrinos teresianos a la villa ducal. Y es que Santa Teresa siempre llama la atención y sigue siendo un reclamo importante para visitar Alba. Muchos santos ya lo hicieron en vida como Enrique de Ossó, Cándida de Jesús, Bonifacia Rodríguez de Castro, Pedro Poveda, o la Madre Maravillas entre otros.
 
A esta presencia de personajes excepcionales se ha de sumar la peregrinación de tres Papas: Benedicto XV, Juan XXIII y Juan Pablo II, guías de la Iglesia universal que se acercaron hasta aquí y que sabemos amaron a Santa Teresa y se alimentaron de su doctrina. Dos de ellos llegan a los altares este domingo, siendo el caso de Juan XXIII y Juan Pablo II. Éste último es el mas cercano y al que los vecinos han conocido y escuchado en su mayoría.
 
“Un papa de nuestros días” como así aseguran fuentes municipales. En la misma dirección, desde el Ayuntamiento de Alba de Tormes ponen de manifiesto “que nos alegra pensar que estos hombres, ahora invocados como santos, estuvieron por nuestras calles, que visitaron el sepulcro teresiano y oraron ante sus reliquias. Hasta dejaron su firma estampada en el libro de visitantes del Convento Carmelitano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído