Trasladan a Salamanca al vecino de Babilafuente que sobrevivió al accidente mortal de un hidroavión en Galicia

El hombre, que continúa estable dentro de la gravedad, tiene varias fracturas y contusiones por las que requiere intervención quirúrgica. Se desconoce cuál fue el motivo del accidente, aunque se barajan dos teorías: el bajo vuelo del aeroplano o el intentar esquivar otro avión

 3328848
3328848

El pasado sábado, 8 de agosto, una desgracia sucedía en Lobios (pueblo de Ourense en plena Reserva de la Biosfera de Gerês-Xurés). Un hidroavión que estaba realizando labores de extinción en un fuego declarado en la zona sufría un fatídico accidente que acababa con la vida del piloto, un portugués de 65 años, y dejaba en estado grave a su compañero, un español de 39 años.

La aeronave pertenecía a la empresa Babcok, cuya sede se localiza en el aeropuerto de Matacán, pero estaba alquilada, junto a otros dos vehículos aéreos, al gobierno portugués, que con este avión hacía las veces de apoyo al resto de medios aéreos que participaban en la extinción del virulento incendio.

Precisamente, fueron el resto de compañeros quienes vislumbraron el avión accidentado y rápidamente procedieron a llegar hasta el lugar para rescatar a los dos ocupantes. Una vez en el lugar realizaron la reanimación cardiovascular al piloto que finalmente fallecía en el traslado al hospital. El otro ocupante del avión, sobrevivía y horas después se conocía que se trataba de un vecino de Babilafuente, tal y como informaba SALAMANCA24HORAS.

Este medio ha podido saber ahora que su familia ha tratado de traerlo de vuelta a Salamanca para que aquí sea operado de todas las fracturas que presenta (entre ellas, varias costillas rotas, la pelvis o la clavícula), algo que según ha podido confirmar SALAMANCA24HORAS.COM han conseguido, puesto que, Maxi, como es conocido en la localidad, ha abandonado el centro hospitalario de la localidad portuguesa de Braga, donde se encuentraba acompañado por sus padres y su hermano.

Se da la circunstancia de que tanto él como su familia son muy conocidos en el pueblo al regentar un bar situado en el mismo. De hecho, este pasado domingo, Maxi recibía un homenaje en la plaza de toros de Babilafuente.

A esos ánimos y muestras de cariño también se ha sumado el Ayuntamiento de Villoria que ha mandado un fuerte abrazo para el superviviente y su familia: “Te enviamos toda la fuerza del pueblo de Villoria, que está contigo”.

Se desconocen las causas del accidente, si bien se barajan dos teorías: un vuelo demasiado bajo o tratar de esquivar otro avión

Según informa el periódico La Región, las autoridades españolas están siendo las encargadas de esclarecer los hechos. Por el momento se desconocen las causas del accidente, si bien según ha podido saber SALAMANCA24HORAS se barajan dos teorías: que el avión volase demasiado bajo y, al ser un terreno de alta montaña, sufriese un impacto; o bien que el aeroplano tratase de esquivar otra nave que también se encontraba realizando tareas de extinción del incendio.

El accidente se produjo en terreno español, a dos kilómetros de la frontera de Portugal, motivo por el que es la Guardia Civil de Ourense la que está indagando las causas del suceso. Lo único que se sabe con claridad es que el hidroavión había realizado previamente una carga de agua.

Según el medio portugués Correio da Manha, la aeronave había recargado 5.000 litros de agua en el embalse de Lindoso y volvía al incendio de Manín (Lobios) cuando una avería en el motor le hizo perder potencia y despeñarse, partiéndose en dos, si bien esta avería podría haber quedado descartada en las últimas horas.

Lo que sí reflejan los diferentes medios del país vecinos es la polémica por el traslado del vecino de Babilafuente y el intento de salvar la vida del piloto portugués. Y es que, si bien el accidente ocurrió a las 11:16 horas del sábado, las autoridades tardaron entre hora y media y tres horas (según fuentes oficiales y los medios lusos, respectivamente) en llegar al lugar de los hechos.



De hecho, el Instituto Nacional de Emergência Médica de Portugal (INEM) indicó que a las 12:28 horas (poco más de una hora después del accidente) llegaban al lugar de los hechos los servicios de emergencia, si bien también reconocía que tuvieron que aterrizar a 300 metros del lugar dada la orografía del terreno. Es por ello que finalmente lograron acceder al lugar preciso del impacto a las 12:43 horas, momento en el que la BRIF de Laza ya estaban realizando maniobras de reanimación.

Si bien dos helicópteros portugueses llegaron antes a la zona pero no pudieron llegar al accidente se debe a que es una zona montañosa, y se da la circunstancia de que Portugal carece de medios de rescate en alta montaña. Es por ello por lo que fue el helicóptero de rescate del Gobierno de España el que tuvo que desplazar al salmantino herido a Braga -inicialmente iba a Viana do Castelo, más cerca, pero el helicóptero no pudo aterrizar por el viento, indica La Región-.

Sea como fuere, y pese a la desgracia, hay que congratularse porque Maxi lograra salir con vida del suceso. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído