La Junta reabrirá diez días antes de lo previsto la carretera entre Rágama y el límite de la provincia

El Gobierno autonómico ha cortado al tráfico esta carretera, debido a unas obras de mejora, que han obligado a establecer un recorrido alternativo de más de 50 kilómetros de rodeo

Trabajos en la carretera CL-610 entre Rágama y el límite con la provincia de Ávila
Trabajos en la carretera CL-610 entre Rágama y el límite con la provincia de Ávila

La Junta de Castilla y León va a reabrir al tráfico este miércoles, 23 de junio, a partir de las 20.00 horas, el tramo de la carretera CL-610 que ha permanecido cerrado desde el pasado 7 junio debido a labores de rehabilitación del firme reciclado con cemento. El segmento reacondicionado, de una distancia de 2,75 km, corresponde al comprendido entre la localidad salmantina de Rágama y el límite con la provincia de Ávila, entre los puntos kilométricos 83,090 y 85,8.

Según ha informado el Gobierno autonómico para ejecutar la rehabilitación estructural del firme mediante la técnica del reciclado con cemento del firme existente es necesario cortar al tráfico el tramo de la carretera en obras ya que en toda la anchura de la actuación se disgrega y reconstruye el firme existente aportando cemento y agua, siendo necesario esperar al endurecimiento de esta capa base durante 7 días o hasta conseguir la resistencia requerida.

Debido al corte del tráfico se han visto afectadas las localidades ubicadas en la carretera CL-610 entre Madrigal de las Altas Torres y Peñaranda de Bracamonte (Rasueros, Rágama, Paradinas de San Juan). Se ha establecido un desvío alternativo propuesto propuesto por los municipios de Cantalapiedra, Villaflores, Poveda de las Cintas, El Campo de Peñaranda y Aldeaseca de la Frontera.

En una segunda fase se realizarán los trabajos de rehabilitación estructural del firme entre Rágama y el enlace con la autovía A-50, previstos a partir del 19 de julio y que se realizarán en el menor plazo posible para evitar molestias a los usuarios de la vía.  Se llevará a cabo a partir de esa fecha para no interferir en las labores agrícolas de recogida del cereal de la zona. Está previsto realizar los trabajos de rehabilitación estructural del firme entre Rágama y el enlace con la autovía A-50, del p.k. 86+450 al 96+700, proponiendo un itinerario alternativo que minimice las afecciones a los usuarios de esta vía.

La obra en esta carretera consiste en el refuerzo y renovación del firme de la carretera de la red básica de la Comunidad Autónoma de Castilla y León CL-610, de Valladolid a Peñaranda de Bracamonte por Medina del Campo, en el tramo de 15,86 km de longitud desde el límite de provincia de Ávila a Peñaranda de Bracamonte, en la provincia de Salamanca. Este tramo de la carretera CL-610 consta de 2 carriles de 3,50 m de anchura y arcenes pavimentados de 1,0 m de anchura, soporta un tráfico de 1.636 vehículos al día, con un importante porcentaje del 17 % de vehículos pesados, por lo que el estado del firme presenta un pavimento envejecido y agotamiento estructural del firme.

La obra promovida por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León tiene un presupuesto de adjudicación de 2,8 millones de euros, la empresa adjudicataria es Construcciones y obras Llorente, S.A. Aunque el plazo de finalización es en 2022, se prevé que pueda terminarse este año 2021. Se proyecta el refuerzo y renovación del firme mediante la rehabilitación estructural del firme que consiste en el reciclado con cemento de la capa de base del firme existente y posteriormente se extienden dos capas (capa intermedia y capa de rodadura) de mezcla bituminosa en caliente para conseguir que aumente su durabilidad y proporcionen una adecuada funcionalidad, comodidad y seguridad al usuario. También se renueva el pavimento de mezcla bituminosa en las travesías de Rágama y Peñaranda de Bracamonte.

 

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído