La llegada de los Carmelitas Descalzos a Mancera de Abajo cumple 450 años

El traslado fue propuesto por Luis Álvarez de Toledo, al que accedieron Teresa de Jesús y Juan de la Cruz instalando la clausura en una ermita de la localidad

 Mancera de abajo convento carmelitas
Mancera de abajo convento carmelitas

Este jueves, 11 de junio, se han cumplido 450 años del traslado de los frailes Carmelitas Descalzos desde la primera fundación de la Orden, en Duruelo, a Mancera de Abajo. Un traslado que fue propuesto por Luis Álvarez de Toledo, IV Señor de Mancera y de las cinco villas (Salmoral, Naharros, San Miguel, Montalvo y Gallegos), y al que accedieron Teresa de Jesús y Juan de la Cruz instalando la clausura en una ermita en Mancera de Abajo, el 11 de junio de 1570. 

“Mancera se convirtió entonces en la fundación madre”, como señala el P. Miguel Márquez, provincial de los Carmelitas Descalzos y recoge el boletín de la Diócesis de Salamanca.

Mancera carmelitas



La Orden de los Carmelitas fue fundada por Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz y Fray Antonio de Heredia en Duruelo en 1568. Dos años más tarde se trasladaría a Mancera de Abajo donde profesarían los primeros novicios.  “Lo que celebramos el 11 de junio es el aniversario y el recuerdo de aquel traslado de los primeros carmelitas descalzos a Mancera”. En la ermita-convento de Mancera “los frailes permanecieron durante treinta años, pues después se trasladarían a Ávila”, indica Márquez.

Tras su marcha a Ávila frailes de la Orden de los Mínimos ocuparon el convento hasta la desamortización de Mendizábal, en el siglo XIX.

Más adelante, en septiembre de 1943 la Madre Maravillas de Jesús toma medidas para refundar la Orden de Carmelitas Descalzas y reconstruir el antiguo convento de Mancera que estaba en estado de abandono y de ruina. En abril de 1944 realiza los trámites para la fundación del Monasterio que sería inaugurado el 1 de diciembre de 1944. El 30 de abril de 2019 las madres Carmelitas de Mancera de Abajo celebraron su 75 aniversario fundacional con una eucaristía que fue concelebrada por el cardenal Mons. Antonio María Rouco Varela, el obispo de Salamanca, Mons. Carlos López y casi una treintena de sacerdotes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído