Todo comenzó siendo un acto para los niños inscritos en el programa municipal de Ludoeducateca, pero no es un acto cerrado y está abierto a todos los más pequeños que quieran unirse a esta iniciativa para celebrar la Nochevieja. No habrá uvas, pero sí doce gusanitos de la suerte que se comerán durante las campanadas de las 12:00 horas de la mañana en la Plaza Mayor ante el reloj del Ayuntamiento con juegos y bailes.

Al igual que hacen los mayores, los niños que lo deseen, podrán ir engalanados para la ocasión con lo que a ellos más les guste como gorros, pelucas o tocados para así poner una nota de color al gran momento. Este es el momento para que los niños puedan recibir en nuevo año como se merecen, su momento de fiesta, ya que por la noche, muchos de ellos ya están acostados o son demasiado pequeños para poder celebrarlo como lo hacen los mayores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído