La pérdida de habitantes no solo afecta a los pequeños pueblos, también a Béjar, Peñaranda o Ciudad Rodrigo

El informe anual del Banco de España destaca como inconvenientes para asentar población en las zonas rurales el peor acceso a servicios, la falta de sucursales o el déficit digital; sin embargo las grandes localidades tampoco se libran del descenso de población

0 Comentarios

La pérdida de habitantes no solo afecta a los pequeños pueblos, también a Béjar, Peñaranda o Ciudad Rodrigo
La pérdida de habitantes no solo afecta a los pequeños pueblos, también a Béjar, Peñaranda o Ciudad Rodrigo

El último informe anual del Banco de España revela que un total de 3.403 municipios se encuentra en riesgo de despoblación, lo que representa el 42% de los municipios en los que reside el 2,3% de la población, es decir, aproximadamente un millón de habitantes.

¿Y por qué la reiterada pérdida de población año tras año? Este informe destaca que son varios los factores que intervienen, pero resalta el peor acceso a los servicios -educación, sanidad, transporte...- como uno de los inconvenientes con los que se encuentran a diario los habitantes de las zonas rurales. "Un ciudadano de un municipio rural tiene que recorrer unos 22,59 km para acceder a los servicios locales, frente a los 2,15 km que debe recorrer el ciudadano medio de un núcleo urbano".

Déficit de servicios financieros y digitales

El informe también incide en el déficit de los servicios financieros en los municipios rurales. De acuerdo con la información del Banco de España, el 59% no disponía de sucursal bancaria en 2020. "Si bien el cierre de oficinas en entornos rurales puede justificarse por la búsqueda de rentabilidad y la caída de la demanda, esta reducción afecta a la población, sobre todo en relación con el acceso al efectivo, que no puede cubrirse, como otros servicios bancarios, a través de la banca electrónica".

Los municipios rurales también presentan peor accesibilidad que los urbanos en términos de servicios digitales. En concreto, tan solo el 20% de los hogares rurales disponen de una cobertura de 100MB, frente al 83% de los hogares urbanos.

El teletrabajo y el turismo rural como oportunidades para los pueblos

En un contexto en el que la pandemia de COVID-19 ha acelerado la implantación del teletrabajo, el informe explica que esta forma de trabajar desde casa podría reducir los costes de desplazamiento entre las ciudades y las zonas rurales, en la medida en que no sea necesaria la presencia del trabajador en su puesto habitual de forma continuada. "De este modo, los municipios podrían atraer a una parte de los trabajadores de las ciudades e iniciar así un proceso de crecimiento rural a medida que los nuevos habitantes demanden la provisión de determinados servicios".

Con este panorama que presenta el Banco de España para las zonas rurales, los últimos datos publicados indican que no solo los pequeños pueblos de Salamanca pierden habitantes. También lo hacen grandes localidades. Aunque la pérdida de población se deja notar más en las zonas de 'la España vacía' tampoco se escapan de esta tendencia mayores localidades dotadas de mejores servicios y comunicaciones.

Béjar pierde 180 habitantes, Salamanca capital gana casi 600 

Teniendo en cuenta los datos del INE, Europa Press destaca que entre los grandes municipios de Salamanca que perdieron población entre junio de 2019 y junio de 2020 se encuentran Béjar, con 180 menos; Peñaranda de Bracamonte con 99 menos; Ciudad Rodrigo con 83 menos; Santa Marta con 75 menos; Vitigudino con 53 menos y Ledesma con 52 menos. Un fenómeno que no se atribuye tanto al déficit de servicios como a la búsqueda de mejores oportunidades por parte de los más jóvenes cuando completan sus estudios.

Entre los grandes municipios que ganaron población entre 2019 y 2020, en Salamanca solo se encuentra la capital, con 597 personas más, pasando de 144.228 a 144.825 habitantes.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído