La situación de las personas mayores que viven solas necesitadas de muchos cuidados y que un sector de estas personas lo precisan de modo urgente, fue el tema de debate en la jornada de ayer de Cáritas.

Podemos estimar que en la comarca de Ciudad Rodrigo no menos de 500 personas de las más de 3.000 que viven solas tienen necesidad perentoria de ser atendidas para satisfacer necesidades elementales como son la comida, la limpieza de la casa, la higiene personal y sobre todo, el acompañamiento a una soledad impuesta que se ha considerado en las jornadas que resulta ser la peor de las pobrezas.

 Nos han acompañado en la reflexión 3 expertos en la promoción de servicios de proximidad en dos zonas rurales de la provincia de Salamanca. Por un lado, Miriam Esteban, de la Asociación Salamantina de Agricultura de Montaña (ASAM) que ha expuesto las líneas generales del proyecto “De mayor a menor” que se está desarrollando en la zona de Béjar y Sierra de Francia, y que tiene un lema sugerente: “todo nos lo enseñan ellos”, lo cual quiere decir que intentan aprovechar por un lado la sabiduría de los mayores y al mismo tiempo proporcionarle a los más necesitados los servicios que precisan.

 Por otro lado, Felipa Iglesias y Ceferino Sevillano, de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Salamanca y Ledesma (ADECASAL), han explicado a los participantes en el foro cómo han puesto en marcha desde hace 3 años en su zona rural servicios de comida a domicilio, limpieza y lavandería.

 La participación viene siendo creciente, con una asistencia cercana a 60 personas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído