La provincia de Salamanca y su Semana Santa: experiencias para conocer y sentir la Pasión

La Diputación anima a visitar los pueblos que se convierten en escenarios de la representación de la Pasión con los vecinos como protagonistas

 Pasión Serradilla del Arroyo
Pasión Serradilla del Arroyo

Llega la Semana Santa y la geografía salmantina y sus habitantes se disponen a vivirla con recogimiento y emoción. Al margen de las tradicionales procesiones, desde la Diputación animan a interesarse por las diversas representaciones de los episodios bíblicos, las denominadas 'pasiones vivientes' que interpretan los propios vecinos en actos que suponen una forma de expresión de sus sentimientos y creencias. 

En Lunes Santo, el recinto amurallado de Ciudad Rodrigo se convierte desde hace 26 años en el escenario de la representación del 'Drama de Pasión y Pascua', con emocionantes diálogos y monólogos y una música que invade el ambiente. La escenificación también se lleva a cabo el Sábado de Pasión en Serradilla del Llano y, al día siguiente, en Sancti-Spiritus.

El Jueves Santo, cuando la noche comienza a adueñarse de La Alberca, los vecinos se dan cita en el atrio de la iglesia para vivir una representación dramática de los últimos días de la vida Cristo. Más de cien actores desfilan en un alarde de luz, música y sonido.

El Viernes Santo en Serradilla del Arroyo tiene lugar una conmovedora Pasión, donde personajes y público recorren rincones y calles del pueblo. La emoción alcanza su máxima expresión en el Teso Santo, una colina a las afueras del pueblo en la que se lleva a cabo la crucifixión y el levantamiento de la Cruz de Jesús para finalizar con su descendimiento y entierro.

En Béjar, el espectacular patio del Palacio Ducal acoge la dramatización de la 'Sentencia de Jesús'. Ya en el exterior, el público congregado vibra en el recorrido de Cristo con la Cruz a cuestas hasta el Calvario, la crucfixión y el sepulcro.

Caída la noche del Viernes Santo, las empinadas calles de Candelario, iluminadas con velas y faroles, se silencian para presenciar el Víacrucis viviente en la subida de la cuesta de la Romana con la de iglesia de la Asunción como telón de fondo.

En el Domingo de Resurrección en Ledesma destaca el Encuentro en la Plaza Mayor, en el que la Virgen María es portada a hombros corriendo y arrodillándose hasta alcanzar al Cristo Resucitado. Mientras, en Peñaranda de Bracamonte, un niño ataviado de arcángel San Miguel anuncia a la Virgen con un verso que Jesús ha resucitado, en medio de la alegría general.



Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído