Rotundo éxito del Camino de Hierro en su primer año: más de 17.000 visitas en ocho meses

La ruta senderista que sigue la vía férrea de La Fregeneda se consolida como el motor que impulsa el turismo de naturaleza en la provincia de Salamanca

Camino de Hierro
Camino de Hierro

Un proyecto único, una joya histórica que combina naturaleza e ingeniería y que se ha convertido en la locomotora que tira del turismo de naturaleza en la provincia de Salamanca. En tan sólo ocho meses, y en su primer año de vida, el Camino de Hierro ha superado todas las expectativas y ha atraído a 17.225 visitantes. Una cifra que demuestra que el proyecto tiene tirón y que es un recurso magnífico en un tiempo en el que los turistas apuestan por las actividades de naturaleza y el Camino de Hierro ofrece un espectáculo único en España.

Desde el 23 de abril de 2021 ha sido constante el número de senderistas que han optado por disfrutar de las vistas de los cañones de las Arribes desde alguno de los diez puentes o han atravesado los 20 túneles que conforman la ruta de 17 kilómetros.

El Camino de Hierro
Uno de los espectaculares puentes sobre los que discurre el Camino de Hierro 

El mes de mayo, justo nada más abrir el camino fue el que más demanda registró con 3.987 visitas, seguido de octubre, con 3.692 y junio con 2.820. El clima ha influido y diciembre ha sido el mes con menos visitas, 920. El verano, a pesar de ser la época más calurosa y en la que el horario de apertura de las instalaciones comienza antes, ha contado con una buena afluencia, llegando agosto a los 2.212 visitantes y septiembre a los 1.660.

La media de visitantes a lo largo del año se ha situado en un centenar cada día, subiendo hasta los 184 visitantes de media los fines de semana y los 53 de martes a viernes.

Esto ha supuesto una revolución para toda la comarca, que ha visto como las reservas de casas rurales y en establecimientos de restauración se incrementaban, sobre todo los fines de semana. Los alcaldes reconocen que desde que abrió sus puertas tienen más visitantes y se ve más movimiento en una zona que, de por sí, tiene una riqueza natural envidiable.

Un camino de puentes y túneles 

La espectacularidad y valor del Camino de Hierro radica principalmente en las soluciones técnicas que fue necesario adoptar para hacer pasar la vía por las Arribes del Duero, principalmente en los 17 km que separan la estación de La Fregeneda de la frontera, y que hoy conforman la ruta de senderismo.

Camino de Hierro
Camino de Hierro

La quebrada orografía arribeña obligó a los ingenieros que diseñaron la línea férrea a salvar cortados, montañas y desniveles. Para ello, se construyeron sorprendentes viaductos de hierro e interminables túneles que convirtieron a este ferrocarril en una de las grandes obras de ingeniería civil de España, y que aún hoy sigue impresionando tanto a expertos como a cualquier visitante que se acerque a conocerlo. En los últimos 17 km del tramo español de la línea se concentran 10 puentes de grandes dimensiones. El contraste entre la ingeniería de su construcción y la espectacularidad de los paisajes donde se encuentran, convierte a estos viaductos de hierro en un espectáculo visual que no deja indiferente. No menos espectacular resulta el paso por los 20 túneles excavados en este último tramo hoy transitable de la vía férrea. Todos juntos suman 4,3 km de longitud. Entre ellos destacan el túnel 1, de 1,5 km de longitud, construido para salvar el paso de la carretera de La Fregeneda, y el túnel 3, en forma de U.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído