(I) De ruta por la Senda del Duero occidental: El Camino de los Regatos

En este primer tramo, de los 11 que discurren por tierras salmantinas, el recorrido de casi 9,5 kilómetros parte de Trabanca hasta Villarino de los Aires

(I) De ruta por la Senda del Duero occidental: El Camino de los Regatos
(I) De ruta por la Senda del Duero occidental: El Camino de los Regatos

El camino de los regatos, entre las localidades de Trabanca y Villarino de los Aires, es una de las 41 etapas que forman parte del Camino Natural Senda del Duero que comienza en la Sierra de Urbión, Soria, y finaliza en Vega Terrón, recorriendo más de 750 kilómetros.

Centrados en la Senda del Duero occidental, son 32 rutas -11 por tierras charras- que parten de Roa-Peñafiel hasta finalizar en la frontera con Portugal, ya en tierras charras.

Primera ruta de la Senda del Duero occidental en Salamanca

En esta primera ruta de la Senda del Duero en la provincia salmantina, el recorrido parte de Trabanca junto a la carretera que une esta población con Cabeza de Framontanos. Antes de abandonar Trabanca merece la pena dar un paseo por el Parque Temático de Arquitectura Tradicional que hay a las afueras del pueblo en dirección Vitigudino.

Este parque alberga construcciones vinculadas con las labores del campo más representativas de Arribes del Duero como son la cabaña del pastor, chiviteros, lavaderos, pocilgas simples y dobles, puentes, portones, fuentes, la cortina... Será muy fácil encontrar este tipo de construcciones en las siguientes etapas, integradas en el paisaje, entre las laderas, los riscos y los desniveles del terreno. Se descubren sorprendiendo al visitante a cada paso. Las construcciones, de tradición agrícola y ganadera, están hechas en la piedra autóctona, el granito, y parecen moldeadas por la propia naturaleza.

Recorrido


Tras transitar unos metros por la carretera se toma el camino que se abre hacia la derecha y que se estrecha ligeramente entre dos muros de piedra, que sirven para delimitar las fincas particulares dedicadas a labor.

Unos 100 metros más adelante el sendero llega a una cancela de madera que hay que atravesar. El itinerario se introduce en un mar de retamas negras o escobas, situándose en la zona más alta, en el paraje conocido como Los Cotorrones, donde un grupo de rebollos forman como una isla.

Camino Natural Senda del Duero Trabanca Villarino (2)


El sendero llega a una zona tapizada de herbáceas, donde el matorral se hace más escaso y de menor talla, es el fondo del valle del regato de Matalamula, que en esta zona se junta con la denominada Rivera de la Pescadera.

El camino discurre por la vaguada hasta un pequeño pontón que cruza sobre el pequeño cauce del regato. A continuación le sucede una hilera de piedras, dispuestas en perfecta alineación, para poder caminar sobre ellas sin mojarse los pies en las épocas en que el pastizal está encharcado.

La ruta continúa por el fondo del valle ascendiendo paulatinamente, para abandonarlo antes de llegar al segundo kilómetro del recorrido y avanzar por un pastizal completamente llano, salpicado ocasionalmente por algún matorral de escoba. Un poco después llega a una pista, donde gira a la izquierda, avanzando ahora por una zona densa de retamas negras, interrumpidas ocasionalmente por pastizales o por la presencia de grandes berrocales de granito, hasta llegar al cruce con el llamado camino del Contumero, donde gira a la derecha.

El itinerario prosigue entonces entre fincas valladas en las que crecen encinas, rebollos, retamas negras o escobas y tomillos entre bloques de roca.

Senda del Duero Trabanca Villarino (3)


El camino asciende lentamente, para iniciar después un descenso donde, después de pasar por dos curvas seguidas, llegar a una bifurcación. Se toma la ruta de la derecha, conocida como camino del Pilo o de San Roque, que pasa por un paso canadiense.

Más adelante, el trayecto discurre entre paredes de piedra, que definen el terreno de pastizal de cada propietario. Poco a poco empieza a aparecer alguna finca de olivos, viñedos y también se puede ver algún chozo o refugio para pastores entre los rebollos.

Una sucesión de continuas revueltas y sucesivos cambios de pendiente caracterizan el último tramo del sendero, siempre encajonado entre muros de piedra. El camino desemboca en una pista que continúa en un pronunciado descenso hasta el final de la etapa en Villarino de los Aires.

Rutas senda del Duero


Fuente: Mapagob

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído