La Sala de Exposiciones La Salina abre sus puertas a la obra de un artista en el que se esconde la mirada, durante años, de un periodista que ha sido. Esta característica es suficiente para observar, retener y trabajar sobre las realidades y técnicas que ha explorado en su pintura. Antonio González ha retratado ciudades, especialmente de Galicia, hasta llegar a Salamanca. "Aquí los recuerdos se convierten en la presencia continua de su obra", aseguró el diputado de Cultura, Manuel Tostado, en la inauguración de la exposición.

Con cerca de 46 obras, que sobre todo acrílicos y óleos, Antonio González deja claro que "esta colección no es un desplegable turístico. Mi intención ha sido describir el paisaje urbano para gentes de aquí y también para aquellos que vienen a su Universidad a aprender y que siempre conservarán el recuerdo de Salamanca como los mejores años de su juventud. Reitero que esta exposición es única y exclusiva por y para ellos, aunque la presencia en 'vivo' está limitada por las exigencias de la programación".

Después de pasar por Galicia "ahora le ha llegado el turno a Salamanca. También por razones de amistad y familiar. Fue mi buena migo Fernando López-Amor, ilustre salmantino quién me sugirió la idea que, naturalmente, acepté. Además, existe un vínculo familiar, un abuelo de mi mujer era de estas tierras".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído