Tras la respuesta del equipo de Gobierno de  la Diputación Provincial al recurso formulado por CCOO y USO frente a la convocatoria  de  selección de peones y capataces para desarrollar labores forestales, ambas centrales sindicales señalan que se falta a la verdad desde la institución provincial.

Así, explican que las bases de la convocatoria  (objeto del recurso) no se negociaron en la mesa de diálogo social de la Junta de Castilla y León. Es más, añaden, en la propia resolución de 11 de marzo de 2016 de la Presidencia del Servicio Público de de Empleo de Castilla y León, por la que se concede una subvención directa a las Diputaciones  provinciales para la contratación temporal de desempleados, consta que la selección final de los trabajadores se hará de acuerdo con las normas de selección que le sean aplicables a cada entidad local. Es, por tanto, la Diputación ?la que confecciona y aprueba las bases, por tanto no pueden haberse negociado  en la mesa de diálogo social, ya que de admitirlo estaríamos ante una interferencia?, matizan CCOO y USO.

De igual modo, ambas centrales sindicales precisan que las instrucciones de la  resolución establecen que la preselección de trabajadores  la realizará la Oficina de Empleo correspondiente, mediante la presentación de la correspondiente oferta. En esa oferta, remarcan, se habla que dentro los colectivos prioritarios, en las categorías de peón y capataz, ?se valorará la experiencia en trabajos de carácter forestal o similar?.

?La oferta de empleo la cursa la Diputación  pero en lugar de solicitar  parados inscritos en la categoría de Peón y capataz de cualquier  código de ocupación relacionado con estas categorías acota ya la preselección a peones y capataces  forestales?, lamentan. ?El  mérito se convierte en requisito y con ello se hurta la posibilidad a  muchas personas desempleadas de acceder a la siguiente fase de méritos y, por ende perjudicando las expectativas laborales de numerosas familias?, reiteran al tiempo que lanzan una petición: ?Basta ya de demagogia y de utilización retorcida de la necesidad de obtener trabajo e ingresos de la gente de esta provincia?. 

Explican los sindicatos que son muchos los habitantes de la Salamanca rural ?que saben utilizar una motosierra y desbrozar o que sabe realizar trabajos agrícolas y resulta que buena parte de esta población rural figura como demandante de empleo en las categorías de peón y capataz en otras ocupaciones  (agrícola, agroforestal,?)?. 

Al añadir en la oferta efectuada por la Diputación a la oficina de empleo la palabra forestal, la oficina no puede preseleccionar a los inscritos en otras ocupaciones aunque sean gente de campo que sabe realizar perfectamente esta tarea, inciden CCOO y USO, que han recurrido las bases de la convocatoria al entender que contravienen la normativa aplicable.

Finalmente, y ante las acusaciones del equipo de Gobierno de la Diputación, los sindicatos remarcan que no es su función el desgaste político del equipo de Gobierno, ?sino velar por la igualdad, objetividad y transparencia en la selección de los demandantes de empleo?. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído