Alba de Tormes será, junto con Ávila, sede de la edición extraordinaria de Las Edades del Hombre que se celebrará en 2015 y formará parte destacada de la programación que se prepara dentro del marco de la Comisión Nacional del quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Con ocasión de los actos de celebración del quinto Centenario, se ha previsto la ampliación y adecuación de la zona expositiva del convento recuperándose una serie de espacios de gran interés como el camarín alto y bajo que dan acceso al sepulcro de Santa Teresa ahora visitable o la escalera de los Duques con el fin de difundir y dar a conocer el patrimonio de las Carmelitas Descalzas Convento de la Anunciación, tanto a través de algunos de los espacios arquitectónicos del propio convento como de una selección de sus bienes muebles y piezas de elevado valor artístico. Asimismo, se pretende que esta actividad de difusión gire en torno a la figura de Santa Teresa, cuya huella es patente en la totalidad del edificio del convento y en su patrimonio artístico.
 
Para continuar el proceso de restauración iniciado, están pendientes una serie de actuaciones destinadas a llevar a cabo la exposición de las piezas más singulares del patrimonio de las Carmelitas Descalzas Convento de la Anunciación, como la colección de estandartes entre los cuales se encuentra el de la Canonización de Santa Teresa de Jesús, la riquísima colección de orfebrería, la colección de arte popular ó la pinacoteca y colección escultórica atesorada desde 1571, entre otras. Por todo ello es preciso llevar a cabo una serie de actuaciones de adecuación del espacio o zona expositiva del Convento de la Anunciación Madres Carmelitas de Alba de Tormes, entre las que se encuentran la preparación de los sistemas de acceso y control de visitantes incluyendo la instalación de plataformas de acceso para personas con discapacidad, la instalación y adecuación de sistemas de seguridad para las piezas más significativas o de carácter singular y la adecuación del sistema de iluminación de la zona expositiva adaptado a las características de dichas piezas.
 
Asimismo, es necesario realizar distintas actuaciones para la adecuada difusión y señalización, tanto en la Villa de Alba de Tormes, cómo en el exterior e interior del Convento de la Anunciación. Esta subvención se enmarca dentro de los objetivos de la Consejería de Cultura y Turismo de colaboración con entidades públicas y privadas para la realización de actuaciones encaminadas a la promoción, fomento y difusión del patrimonio cultural de la Comunidad de Castilla y León. En este sentido, la congregación de Carmelitas Descalzas Convento de la Anunciación está acometiendo un amplio programa de restauración en el Convento de la Anunciación Madres Carmelitas de Alba de Tormes con un enfoque tanto espiritual como cultural y turístico, que se ha plasmado en sucesivas actuaciones como la restauración del convento y la iglesia, incluyendo en ella la recuperación de las pinturas y armadura, la sacristía, los sepulcros y buena parte del patrimonio mueble conventual.
 
Convento de la Anunciación Madres Carmelitas de Alba de Tormes
 
Fundado por Santa Teresa de Jesús, cuyos restos allí reposan, fue construido en 1571. Inicialmente era una pequeña iglesia, obra al parecer de Juan de Barajas, Alonso Delgado y Juan García, del primitivo templo se conserva lo que fue la capilla mayor, cubierta con una complicada bóveda de crucería con terceletes, combados y ligaduras, enriquecida con claves figuradas. La portada es eminentemente escultórica y luce medallones de San Pedro y San Pablo en las enjutas, la Anunciación en el segundo cuerpo, rematado lateralmente por escudos, y arriba, la figura de Dios Padre inscrita en un frontón curvo en cuyo extradós aparecen figuras tumbadas y de pie y en el centro una cartela, bajo una cruz, con inscripción alusiva a la fundación. Adscrita tradicionalmente a un escultor de origen italiano o francés, la documentación demuestra que fue obra del romanista Juan de Montejo, autor también del sepulcro de los fundadores. Arquitectónicamente el arco de ingreso es semicircular y queda enmarcado por columnas corintias.
 
Hacia 1670 se amplió el pequeño templo originario rasgándose la antigua cabecera, añadiéndose un crucero y capilla mayor. El convento se sitúa adosado a la nave del evangelio y se organiza alrededor de un claustro de planta cuadrada, cuyas crujías bajas se techan con bóvedas de medio cañón con lunetos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído