La localidad de La Alberca celebró este lunes el Día del Trago con su alcalde, Jesús Pascual, a la cabeza. La tradicional celebración se celebra siempre el lunes siguiente al Día del Pendón.
 

La tradición establecía que los escancianos, aquellos que se hayan casado en el último año, son los encargados de repartir entre los vecinos del pueblo reunidos en la plaza el vino, estrechamente relacionado con la tradición. Ese caldose reparte en galletas y barquillos; las galletas son ánforas de cobre y los barquillos vasos de plata.
 

La celebración procede del siglo XVI. En 1547, y debido a la ayuda de las albercanas en la guerra contra las tropas portuguesas, el Ducado de Alba tuvo un gesto de magnanimidad con el pueblo al permitirle cobrar una tasa a municipios cercanos.
 

Según algunas versiones, el origen de esta celebración estaría en el agua que La Alberca cedía a pueblos como Monforte o Sotoserrano. El municipio dejaba correr libremente el curso de los ríos que llevaban agua a estas localidades a cambio de un impuesto tasado en vino. 

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído