Como viene ocurriendo en las últimas ediciones, la rifa del marrano de San Antón ha sido una gran fiesta con fines solidarios, que en esta ocasión tiene como destinatario a la entidad benéfica Cáritas en reconocimiento a la labor social que presta a tantas familias y personas especialmente en estos momentos de crisis económica. También es digno de resaltar la admirable gestión de los recursos económicos que recibe para que lleguen, casi en su totalidad, a los más necesitados de la sociedad.

En La Alberca y Sierra de Francia, Cáritas atiende a las personas que soliciten ayudas todos los lunes por la mañana en el Consistorio albercano. "Cáritas no sería lo que es si no fuera por esa legión de voluntarios colaboradores en las múltiples ayudas que realiza a la sociedad necesitada", explicó el alcalde, Jesús Pascual. Por eso, en esta fiesta del marrano de San Antón se reconoció a todos ellos su generosidad en la persona de Carmen Calzada, directora de Cáritas Diocesana de Salamanca, quien presidió la fiesta y  fue la encargada de extraer este sábado la papeleta ganadora.

A partir de las once de la mañana comenzaron los actos de la Rifa en la Plaza, invitando a todos los asistentes a colaborar solidariamente adquiriendo en los distintos establecimientos comerciales de La Alberca alguna papeleta para la Rifa, al precio de un euro cada una. A cambio de esta contribución, que será entregada en su totalidad a Cáritas, el beneficiario de la papeleta ganadora puede hacerse con el marrano de San Antón o bien intercambiar su valor en productos chacineros elaborados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído