Tres meses en blanco dejan al turismo rural de Salamanca en 2020 con el peor balance que se recuerda

Con 36.252 viajeros, julio y agosto registraron el mayor número de usuarios de los establecimientos con 6.825 y 10.163 respectivamente

0 Comentarios

Turismo rural
Turismo rural

Un total de 340.355 viajeros pasó por los alojamientos de turismo rural de Castilla y León en 2020, un 58,96 por ciento menos que en el año anterior cuando se registraron 829.451 viajeros, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.

Además, en Castilla y León las pernoctaciones en alojamientos rurales alcanzaron las 944.544, de las que 917.498 fueron de residentes españoles mientras que las 27.046 restantes procedieron de residentes en el extranjero. Esto supone un descenso del 48,2 por ciento de las pernoctaciones respecto al año anterior, superior a la media del país que bajó un 46,4 por ciento.

Estas cifras sitúan a Castilla y León como la primera región en número de pernoctaciones en 2020 y captó el 13,2 por ciento del total de las pernoctaciones de los residentes del país, segundo mayor porcentaje.

Sin embargo, 2020 se despide con el peor balance posible para el turismo rural de Salamanca, debido a la grave crisis sanitaria del COVID y los tres meses 'en blanco' al que han tenido que hacer frente los establecimientos. Al cierre total durante marzo, abril y mayo se añaden las restricciones de movilidad que, durante el resto de los meses, han frenado la llegada de viajeros, nacionales y extranjeros. Con 36.252 viajeros, el mayor número de usuarios de los establecimientos de turismo rural de la provincia de Salamanca se registró en julio y agosto con 6.825 viajeros y 23.084 pernoctaciones y 10.163 viajeros y 41.192 pernoctaciones respectivamente.

A nivel nacional, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural disminuyeron un 46,4 por ciento, un 34,8 por ciento en el caso de las de residentes y un 77,4 por ciento las de no residentes. Los alojamientos de turismo rural ofrecieron, de media, 110.107 plazas, un 33,7 por ciento menos que en 2019 y el grado de ocupación medio fue del 15,5 por ciento, con un descenso del 19,4 por ciento. El grado de ocupación en fin de semana descendió un 27,4 por ciento y se situó en el 23,7 por ciento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído