Cerca de un millar de personas se acercaron hasta la pista de frontón cubierta para degustar la ya tradicional paella. Los cocineros, con la ayuda del alcalde Julián Ramos, y los concejales Carmen Cortés, Manuel Berrocal, Marian Picado, Rocio López y Rosario Alba se encargaron de repartir las raciones de paella.

Tanto la comida, como los juegos hinchables para los más pequeños, se iban a instalar en un principio en el parque de La Dehesa. En vista de las malas previsiones meteorológicas, la Concejalía de Festejos decidió trasladar la actividad al pabellón de deportes y la pista de frontón cubierta.

La propuesta ha tenido éxito un año más y decenas de familias han instalado sus mesas de campo. Otros muchos se han acercado para recoger comida que luego han degustado en el campo en compañia de familiares y amigos.

Tras la comida se pondrá a disposición de los niños una serie de juegos hinchables en el pabellón de deportes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído