En Bogajo, un pequeño pueblo de la comarca de Vitigudino. Allí, guardan un tesoro gastronómico: el queso. ‘Del Arco Hernández’ es una pequeña fábrica artesanal de queso biológico que lleva funcionando más de veinte años. Desde su puesta en marcha, según informa su propietaria, Sara Hernández Iglesias, “se ha apostado por la transformación artesanal guardando especial cuidado en el proceso de elaboración con el objetivo de ofrecer un alimento natural de la mejor calidad”.

Cabe destacar que, en el pasado año 2012, recibió el reconocimiento del prestigioso certamen a nivel internacional ‘World Cheese Awards’, el más importante del sector, en el que participaron 2.780 quesos  de más de treinta países. Los más de 255 jueces en dicho concurso certificaron al queso salmantino con la medalla de bronce en la categoría “queso semicurado de leche cruda de oveja”.

 

‘Del Arco Hernández’ apuesta por un producto cien por cien natural

 

Sus quesos están elaborados de una manera tradicional, con materias primas de calidad como son la leche cruda de oveja, cuajo natural y sal. Sin aditivos de ningún tipo. La leche cruda base de estos quesos procede de ovejas no estabuladas, pastando en campos abiertos de la zona del Parque Natural Arribes del Duero.
Para su elaboración, no se descuida el más mínimo detalle. Todos y cada uno de los utensilios utilizados se limpian día a día con jabón natural elaborado por la propia fábrica artesanal. La producción, según informan, “es limitada, cuidada, mimada al extremo, completa las cualidades características del sabor y aroma de estos quesos, así como de requesones que también se elaboran artesanalmente.

 

Esta quesería, para concluir, forma parte de la denominación o marca de garantía Queso Arribes de Salamanca

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído