Como cada 15 de agosto, Guijuelo volvió  a darse cita en la iglesia parroquial del municipio para rendir un emotivo tributo a Nuestra Señora de la Asunción. Las voces del coro parroquial resonaron durante la celebración eucarística para dejar paso al terminar la misa a una de las actividades más esperadas por los guijuelenses, la procesión y, sobre todo, la siempre multitudinaria ofrenda floral a la virgen en la Plaza Mayor, acompañada por la Agrupación Musical la Expiración.

El florido homenaje a la Virgen se convirtió, como de costumbre, en un pequeño certamen folclórico en el que participarán el grupo local El Torreón, la asociación Arte y tradición Charra, las águedas y las peñas La Pradera, ASI y Pichorros. Una vez engalanada la imagen, regresó al templo entre escenas de gran emoción. Fueron muchos los guijuelenses que quisieron acercarse a tocar a la Virgen y rezar un pequeño responso a sus pies. Posteriormente, el Ayuntamiento invitó a un vino y a productos de la tierra a todos los que se dieron cita en el ágora guijuelense.

La jornada festiva continua con una corrida de toros (de la que recibirán cumplida información a través de la sección taurina de SALAMANCA24HORAS) y un llamativo espectáculo de circo aéreo, malabares y fuego a cargo de la compañía ‘Tiritirantes’, a partir de las 21 horas también en la Plaza Mayor. Esta trepidante actuación servirá para calentar motores para la gran propuesta del día, el concierto de Antonio Orozco en el recinto de espectáculos. Quienes prefieran quedarse en el casco urbano disfrutarán de una verbena nocturna, como no, en la Plaza Mayor del municipio. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído