Nuestra Señora de los Dolores recorrió las emblemáticas calles albenses en la Procesión del Vía Crucis, abriendo la Semana Santa. Una salida que se repetirá en la Procesión del Santo Entierro del Viernes Santo.

Es una talla policromada del S. XVII, correspondiente a la escuela castellana de Gregorio Fernández. Fue restaurada por la familia Florentino Jiménez. La imagen, también llamada Virgen de las Siete Espadas, representa los siete dolores que la Madre de Dios sufrió por su Hijo: La Presentación en el Templo, La Huída a Egipto, el Niño perdido en el Templo, El Camino del Calvario, la Crucifixión, el Descendimiento y el Entierro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído