La granizada caída en Pereña causó daños “económicamente imposibles de valorar”: “Fueron 30 minutos cayendo huevos de gallina”

No hubo coche al aire libre que se librara de roturas en la luna. Los tejados más viejos quedaron destrozados dejando entrar el agua en el interior “como si fuera un río”. El 100% de la cosecha se ha perdido. Estos son los daños que ha sufrido este municipio de Las Arribes de Salamanca tras la gran granizada

 Granizada (1)
Granizada (1)

Eran cerca de las 18 horas cuando cerca de Pereña de la Ribera cayó un rayo que provocó un incendio. “Estaba hablando con el 112 para informar del incendio y en ese momento empezó a llover un poco. Salí de casa en sandalias y no me dio tiempo a volver, me tuve que refugiar en el coche.” Así explica el alcalde del municipio, Luis Rodríguez Herrero, cómo empezó la gran granizada que cayó este sábado en la zona, con pedruscos de hielo del tamaño de huevos.

Y es que, a pesar de que duró apenas media hora provocó daños que, por el momento, son imposibles de valorar. El primer edil detalla a SALAMANCA24HORAS que todos los vehículos que en ese momento estaban en la calle sufrieron roturas en la luna, incluido su propio vehículo en el que se tuvo que refugiar. Durante todo el día, añade, varias grúas han tenido que llevarse cada uno de los coches.

Por otra parte, se han inundado más de una decena de viviendas que tenían tejados con tejas viejas y que, debido al tamaño de las bolas de granizo, se rompieron dejando pasar todo el hielo y el agua en el interior. Eso mismo ocurrió en las claraboyas de la residencia, que a pesar de tener doble capa para ofrecer más resistencia, los golpes del hielo las rompieron: “entraba el agua en la residencia como si fuera un río”.

Solo en las dependencias municipales, el alcalde de Pereña de la Ribera, cifra que el daño ha podido llegar fácilmente a los 30.000 euros, y es que, se han visto obligados a cerrar la piscina porque hay varios elementos destrozados, como las duchas o el tejado de los vestuarios, entre otros.

Los daños en el exterior incluyen dos muros tirados de fincas en el entorno rústico, las alcantarillas de los caminos de concentración parcelaria cubiertas de tierra “como si no existieran” y socavones en la carretera de la parte baja del pueblo, que han tenido que señalizar por peligro para los coches.

Sin embargo, no todo se queda ahí, ya que en los huertos “no ha quedado ni uno” y de las viñas se ha perdido el 100% de la cosecha, tal y como lamentaba Luis Rodríguez. El daño se ha producido especialmente en la parte entre el pueblo y Las Arribes. La parte que se sitúa en la otra dirección, en la carretera a Masueco no ha afectado tanto.

pereña antes y después

La reconstrucción de Pereña

El alcalde del municipio explicaba que este lunes se dirigirá a la Subdelegación de Gobierno para poder hacer una valoración y solicitar la declaración de zona catastrófica. Esto implicaría una línea de ayudas directa con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y que determina su cuantía en función del daño.

Además, también tiene intención de solicitar a la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León que habilite recursos para hacer frente al destrozo en los edificios públicos, ya que hay una partida para este tipo de contingencias. Por otra parte, pedirá a la Diputación de Salamanca ayudas para rehabilitar el tramo de carretera en dirección a La Peña que ha quedado afectado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído