Los médicos de Las Arribes temen por una buena atención durante el periodo de vacaciones

La zona de Vitigudino y Villarino está a la espera de que lleguen tres médicos. La marcha de los facultativos a su descanso anual hace que se multiplique el problema con unos pueblos que duplicarán su población

 1
1

Los médicos de la Zona Básica de Salud de la zona de Abadengo y Las Arribes están realizando un escrito para presentarlo ante la Consejería de Salud para explicar a los responsables de la administración regional que llegan tiempos complicados para esta zona de la provincia de Salamanca.

Según fuentes consultadas por Salamanca24horas el mayor problema que se avecina es que no existe en la actualidad un calendario de vacaciones de los facultativos por lo que en la actualidad no se han podido organizar las consultas en los pequeños pueblos durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Pero ese no es el mayor problema ya que cada médico cogerá el periodo vacacional que desee o le asignen, el problema es que, si no se reponen los médicos que faltan desde hace meses, dos de Área en Vitigudino y Villarino y uno de Atención Primaria en Vitigudino, la calidad del servicio caerá en picado al verse desbordados con el número de pacientes.

A estos problemas se le añade uno más, que es el incremento notable de visitantes a estos pueblos de Las Arribes y Abadengo, personas que pasan sus vacaciones de verano en los municipios y que pueden necesitar la atención médica en algún momento de su estancia en la provincia salmantina.

Ahora mismo existe un parón en la reposición de médicos en Vitigudino. A finales de marzo hubo una jubilación que no se ha cubierto en Atención Primaria, pero existe la necesidad también de cubrir un médico de Área, ya que hubo otra jubilación en noviembre.

Los médicos de la zona están confusos ya que están a la espera de un calendario de vacaciones, pero según exponen es imposible hacerlo porque si se van de vacaciones quedarán consultas sin cubrir lo que repercutirá directamente en los usuarios, que serán atendidos de forma lenta y con una calidad no deseada por los médicos y por los ciudadanos.

Con el calendario aprobado los médicos tendrán que duplicar esfuerzos. En la actualidad hay 22 médicos en la zona de Abadengo y Las Arribes y según datos obtenidos por este periódico en el periodo vacacional cada uno hará 300 horas mensuales, lo que sale una media de 75 horas semanales cuando un trabajador normal hace entre 35 y 40 horas a la semana, además del incremento de pacientes en cada consulta.

Según explica uno de los facultativos, “el problema es que los ciudadanos sufrirán la asistencia médica porque se van a reducir el número de visitas a las consultas durante este periodo de vacaciones”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído