Este pasado lunes, 6 de abril, hasta una decena de vecinos esperaban a las puertas de la oficina de Caja Rural en Pereña una apertura al público que no se produjo. Sin cajero en la localidad, y como única entidad bancaria, el alcalde del municipio arribeño, Luis Rodríguez, ha explicado que el Real Decreto por el que se establece el estado de alarma garantiza servicios esenciales y uno de ellos es la apertura de entidades bancarias.

Denuncia


Con más de tres semanas de confinamiento, aumenta el enfado y el malestar de los vecinos, muchos de ellos mayores, a los que la única alternativa que sele ofrece la entidad es su traslado a Vitigudino (a 28 kilómetros) o hasta Aldeadávila  (a 14 kilómetros) para disponer de su dinero. Situación similar a la que viven los vecinos de Saucelle y El Cubo de Don Sancho.

"No desplazan a un trabajador aquí y quieren que se muevan diez vecinos a otros sitios, esto es indignante", explica el alcalde que este martes presenta ante la Guardia Civil formalmente una queja "por abandono de la ciudadanía y por impedirse derechos esenciales". Luis Rodríguez asegura que hay vecinos a los que familiares y amigos han tenido que dejarle dinero ante la imposibilidad de sacar de su cuenta de Caja Rural "porque no tienen ni para comprar el pan".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído