El CC El Tormes, un paso por delante: recibe la certificación de "Espacio cerebroprotegido" de la Fundación Freno al Ictus

El centro comercial salmantino, pionero en la lucha contra esta enfermedad

El CC El Tormes, un paso por delante: recibe la certificación de "Espacio cerebroprotegido" de la Fundación Freno al Ictus
El CC El Tormes, un paso por delante: recibe la certificación de "Espacio cerebroprotegido" de la Fundación Freno al Ictus

Durante la mañana de este jueves, el Centro Comercial El Tormes ha recibido el certificado de "Espacio cerebroprotegido" de la Fundación Freno al Ictus. A dicho acto acudieron empleados del centro comercial, profesionales sanitarios y servicios de emergencia.

La gerente del CC El Tormes, Cuca Gonzalo, reconocía que "para nosotros es un hito importante porque nos da la oportunidad de salvar las vidas de personas". También se mostraba muy orgulloso el alcalde del municipio de Santa Marta, David Mingo: "El CC El Tormes ha supuesto un salto a la modernidad. Hoy somos el centro comercial de la provincia, un punto de atracción y la envidia sana para muchos".

Al acto también acudieron otras personalidades como Luis López Mesonero. El coordinador de la unidad de ictus del hospital clinico afirmaba: "Esto es una parte fundamental en el proceso de un ictus. Es la primera causa de muerte en mujeres. Hay que reconocer los síntomas antes de llegar al hospital. Es el primer eslabón de la cadena. En nuestra ciudad vemos unos dos ictus al día".

Por su parte, Helena de Arcos, responsable de la división de Retail de la firma europea de property management MVGM recordaba el servicio al ciudadano del CC El Tormes. "Intentamos poner de manifiesto la vocación de servicio publico que tienen los centros comerciales. Intentaremos evitar que esta enfermedad se convierta en algo más peligroso", admitía.

El presidente de la Asociación 'Freno al Ictus', Julio Agredano, incidía en la importancia de los primeros pasos para reconocer la enfermedad: "También soy paciente. No fui capaz de reconocer los síntomas porque tenía 39 años. Decidí irme a la cama pensando que al día siguiente sería otro día. Uno de los problemas es que es tiempo dependiente, el tiempo de actuación es crucial".

Por último, también asistieron personas fundamentales en los servicios de emergencia. El primero en hablar fue Carlos Martín, médico de Urgencias de la UME de Salamanca. "Una vez que una persona nos avisa porque tiene un posible ictus, nosotros valoramos si es o no. Lo llevamos al hospital y comienza el proceso. Esa es la diferencia entre tener una grave discapacidad o no", explicó. 

Su compañero Fernando, médico de la actividades secundaria del 112, apostillaba: "Hay una primera fase que es la asistencia en domicilios o vía publica, una segunda que es hospitalaria. Pero hay un problema para disolver el trombo en este sentido y es que ahora mismo hay que trasladarlos a Valladolid. Y ese es nuestro cometido. Muchas veces vamos tratándolo también durante el traslado".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído