El hombre más viejo del mundo, el salmantino Salustiano Sánchez Blázquez, ha fallecido a sus 112 años años en un hogar de ancianos en el noroeste del estado de Nueva York. Precisamente recibió oficialmente el título del hombre más viejo del mundo a fines de julio pasado, tras la muerte un mes antes del japonés Jiroemon Kimura a los 116 años.
 
Nacido el 8 de junio de 1901 en El Tejado de Béjar, según el Libro de los Récords Guinness vivió en Cuba y finalmente emigró a Estados Unidos. Trabajó como músico y minero y tuvo dos hijos, siete nietos, 15 bisnietos y cinco tataranietos. Sus parientes mantienen una casa en España a lado del inmueble donde antes estuvo la casa de los padres de Salustiano. 
 
Sus pasatiempos recientes ha incluido plantar legumbres,  cultivar flores, crucigramas y juegos nocturnos de cartas, confesando consumir muchas frutas y verduras, sobre todo un plátano diariamente. El héroe de Salustiano, cuando era niño, fue el legendario personaje de Cervantes, Don Quijote. Sus aventuras fueron lo que inspiraron a Salustiano a realizar sus propios viajes. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído