Directo desde Rotterdam se traslada este domingo a Salamanca el gran Erasmus para, como ya hiciera el Emperador Carlos I en su retiro definitivo en Yuste, inaugurar una época y aposentar su espíritu creativo en un espacio lleno de magia y encanto diseñado para tal fin, con su singular maestría, un reputado y conocido hostelero Salmantino tras sortear múltiples inconvenientes y acechanzas que engrandecen toda obra que se pretenda perdurable. Abre sus puertas la ?Terraza del Erasmus?, espacio al aire libre, entoldada y calefactada cuando convenga, en el número 9 de la histórica y canalla calle Melèndez. Allí podrás compartir tu tiempo y tu locura degustando las viandas y bebidas que siempre han sido la consigna de la casa. Bienvenido a ?Erasmus Biergarten?.

El Erasmus ha recuperado un viejo solar adyacente abandonado para regalarnos una terraza que es todo un desafío. Una sorpresa camuflada, un oasis insospechado en pleno casco histórico. Abierta todo el año, podrás disfrutar aún más de las cervezas del Erasmus, de su cocina cada vez más actualizada y resultona o del excelente café (sin duda uno de los mejores de la ciudad) y la copa bien preparada.

Espacio joven, moderno, cosmopolita y que, además, anuncia futuras sorpresas con un futuro constante de renovación. Definitivamente, un imprescindible en la ciudad de Salamanca. Todo ello en una calle, la de Meléndez,  que está recuperando lo que fue: lugar de tapeo, vino y cañas de estudiantes, profesores y paisanos dispuestos a enchufarse a la vida.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído