​InternacionalWeb da las claves de la transformación digital en la era del coronavirus

Desde el confinamiento la sociedad española está viviendo la mayor transformación digital de su historia. Lo que no ha sucedido en los últimos 10 años se logró en apenas 15 días

 CLAUDIOMOGILNER
CLAUDIOMOGILNER

Estamos viviendo un período de profunda incertidumbre con una dimensión mucho mayor a la que estamos acostumbrados. Estamos ante una crisis sanitaria, política, económica y social. Algo quizás nunca visto.

Está claro que habrá un antes y un después del coronavirus. No sabemos si habrá una ?era post-coronavirus?, o quizá a partir de ahora sea más adecuado hablar de un ?mundo con coronavirus?. Sea como sea, las iniciativas empresariales tendrán que adaptarse a una nueva realidad. Tenemos que ser capaces de ser creativos, ingeniosos y ser conscientes de que el ?universo online? ha calado en clientes y consumidores con más fuerza que nunca y, por ello, es imprescindible adaptar digitalmente las empresas y negocios.

Desde el confinamiento la sociedad española está viviendo la mayor transformación digital de su historia. Lo que no ha sucedido en los últimos 10 años se logró en apenas 15 días durante el ?encierro?. Aprendimos a comunicarnos por videoconferencias, a hacer deporte online, a hacer la compra por internet, estudiar, teletrabajar, cocinar, ver conciertos, divertirnos… todo vía web.

El mundo es hoy más digital y tecnológico. Durante el confinamiento, el comercio electrónico ha florecido, viviendo su auténtica era dorada. Una tendencia que ha llegado para quedarse.

Tenemos que hacer un gran trabajo en pro de la transformación digital de nuestros negocios. Esto implica cambiar el chip, pensar en digital. Digital First, como dicen los americanos. Es decir, para cada problema que se nos presente, buscar la solución tecnológica que pueda ayudar a resolverlo.

Debemos trabajar el marketing online, que es la base de la transformación digital. Tomarlo en serio e invertir en nuestra imagen digital, nuestra reputación en internet, nuestras redes sociales, el comercio electrónico, vender online… Comunicar, comunicar y comunicar.

Tendremos que estudiar, y quizás redefinir, nuestros negocios. Ver nuevas oportunidades, formatos, precios, etc. Tendremos que incorporar grandes cambios, reevaluar al poco tiempo de implementarlos, ajustar y así hasta que podamos volver a un modelo rentable y estable. No será fácil, pero lo conseguiremos.

Ahora más que nunca hay que pensar en el cliente. Vivimos de nuestros clientes. No vivimos de ayudas. ¿Qué les está pasando a nuestros clientes? ¿Cómo se sienten? ¿Qué miedos tienen? Lo mejor es hablar con ellos. Tomar decisiones contando con ellos. Sin duda la recuperación pasa por nuestros clientes.

Desde InternacionalWeb se han aferrado a la misión de estar a la altura de las difíciles y desconocidas circunstancias desatadas durante la crisis del coronavirus. Han continuado trabajando ininterrumpidamente durante todo el confinamiento para estar al lado de sus clientes, aportándoles valor, siendo sensibles a su situación y a sus necesidades.

En la actualidad estan desarrollando diferentes planes de apoyo al comercio y a las pymes salmantinas, con importantes descuentos y facilidades de pago en sus principales servicios: creación de tiendas online, páginas web y marketing digital.

Esta será una generación marcada por el coronavirus. Pero sobre se ha de ser resilientes, una palabra que está comenzado a escucharse cada vez más. En el ámbito de la física y la química, la resiliencia designa la capacidad del acero para recuperar su forma inicial, a pesar de los golpes que pueda recibir y a pesar de los esfuerzos que puedan hacerse para deformarlo.

Por tanto, debemos ser resilientes. Como un muelle que se contrae y se deforma para luego volver al estado inicial. Esperemos que nuestra sociedad sea resiliente y recupere la normalidad. ¡Seguro que sí! 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído