El hombre juzgado a finales de marzo por un presunto delito continuado contra el medio ambiente y por dos delitos de lesiones contra unos vecinos debido al exceso de ruido continuados ha sido finalmente absuelto. La juez del Penal número Uno ha encontrado inocente al hombre al no poder si quiera demostrarse que hubiera sido él al convivir en casa con otras dos personas y al no poderse considerarse como una conducta grave después de que el matrimonio que decía estar afectado interpusiera múltiples denuncias sin que nunca hubieran sido sancionados, a excepción de una ocasión por el Ayuntamiento con una multa de 2.500 euros que fue declarada nula posteriormente. 

Sin embargo, la familia del acusado considera que "la sentencia no es todo lo contundente que podía ser" ya que no niega los hechos sino la imposibilidad de medir la autoría y la gravedad por lo que queda abierta, todavía, la vía civil después que la penal, por la que el Ministerio Fiscal pedía dos años y dos meses de prisión, así como la indemnización correspondiente, no haya salido adelante. 

Estos presuntos hechos se vendrían sucediendo desde el 2011 con las oportunas denuncias del matrimonio sin que los agentes de la Guardia Civil pudiera encontra nada. Antes de este juicio, ambas familias ya se vieron, incluso, envueltas en otro por un delito de lesiones al ser agredido el hijo del acusado por el hijo del matrimonio. Casualmente la agresión vino precedido de una discusión por un exceso de ruido por parte del matrimonio que se recriminó para que cesaran. Frente a ello respondieron, según dice dicha familia, con insultos y la posterior agresión que fue denunciada y ganada por el hijo del acusado.

Por esto, entre otras cosas, dicen estar sorprendidos porque la denuncia haya seguido adelante hasta el juicio celebrado y que solo haya sido juzgado el padre cuando la querella fue interpuesta ante todo el núcleo familiar. Los presuntos hechos llevan ocurriendo durante casi cinco años en lo que ha sido "un calvario" según comentan desde la familia del acusado. "No se puede vivir con miedo en tu casa a que cada fin de semana aparezca la Guardia Civil en tu casa sin motivo. Llevamos cinco años viendo la tele y escuchando la música con cascos", dicen.

En la denuncia se refleja que el matrimonio era despertado por las noches desde la casa del acusado con sonidos o canciones como el himno nacional o el de la legión, aunque otros vecinos del edificio también niegan haber escuchado nada. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído