Absuelto el varón acusado de apuñalar a su pareja en una vivienda de la calle Arapiles mientras ella le decía "mátame"

El hombre de 48 años y nacionalidad marroquí, R.T.D., que en el mes de enero de 2019 fue detenido en Salamanca tras presuntamente apuñalar en el vientre a una mujer N.L.S., también marroquí de 47 años, tras una discusión sentimental, ha resultado absuelto del presunto delito de lesiones tras el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal número 1 de Salamanca, y por el que se enfrentaba a una condena de tres años de prisión

 2881539
2881539

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, la sentencia expone que puede concluirse que no ha quedado acreditado con certeza los hechos que fueron enjuiciados, puesto que no se ha podido practicar prueba alguna que pueda demostrar la culpabilidad del acusado. 

En los meses previos del juicio, durante las declaraciones en la fase de Instrucción, la víctima cambió su versión de los hechos hasta en tres ocasiones; y en la vista su declaración dejó muchas dudas. La sentencia afirma que "la denunciante ha ofrecido distintas versiones sobre la forma de ocurrencia de los hechos, lo que unido a sus dos intentos de suicidio reconocidos por la misma, y habiendo quedado evidenciado que no aceptó el hecho de que el acusado fuese a casarse con otra mujer poniendo con ello fin a su relación, hacen dudar de la objetividad y verosimilitud de su testimonio". 

El ahora absuelto, por su parte, aseguró durante el juicio que en ningún momento apuñaló a la mujer y que fue él quien llamó al 112 e intentó ayudarla poniéndole un trapo sobre la herida. “Yo no tenía relación de pareja con esta mujer, solo nos acostábamos; de hecho, estaba en trámites para casarme con mi actual mujer”, afirmó el hombre, añadiendo que la presunta víctima le dijo “O te acuestas conmigo o me mato”.

Según la versión del acusado, él acudió a la casa de esta mujer para instalarle un televisor y que cuando acabó “Ella me dijo: no te vas a ir de aquí sin acostarte conmigo. Como yo me negué, ella amenazó con quitarse la vida”. El presunto autor de los hechos continuó diciendo que se marchó de la vivienda en ese momento, pero que “ella me llamó y volví. Allí sacó un cuchillo sin estrenar de un cajón del salón y se hizo la herida. En ese momento fui a por un papel a la cocina y llamé al 112”. Un cuchillo del que, como se informó en el juicio, no se extrajo ninguna huella dactilar del presunto agresor, quién, además, acompañó –después de estar en el hospital con la presunta víctima- hasta la vivienda a los agentes de la Policía Nacional.

“O es mío o de nadie”

Por su parte, la presunta víctima afirmó que le agarró del pelo por detrás y le clavó el cuchillo en el vientre. Primero, indicó que el cuchillo lo cogió ella y le dijo: “Mátame ahora mismo” y se lo entregó. Sin embargo, a preguntas de la defensa del hombre, que finalmente ha conseguido su absolución, admitió que el cuchillo lo cogió directamente el agresor. Por otro lado, en una primera declaración afirmó que se trataba del cuchillo de cortar el pan que ella cogió de la cocina, pero después comentó a la juez que lo sacó de un cajón del salón, donde lo tenía guardado dentro de un blíster.

En las conclusiones finales del juicio, el representante del Ministerio Fiscal  admitió que las declaraciones de la presunta víctima generaron significativas dudas y no quedaba claro si las heridas fueron producidas por otra persona o se trataba de una autolesión.

La acusación particular se centró en el informe forense y la declaración de los médicos que la atendieron quienes, según esta parte, “aseguraron que esa herida que presentaba la mujer muy difícilmente podía haber sido provocada por ella misma”.

Por último, la defensa del acusado pidió la absolución de su defendido por la falta de pruebas y valoró que “lo que es una pena es que la ley esté como está y nuestro país pueda vivir está situación de posibles denuncias falsas, porque en cualquier otro proceso similar sin tener pruebas, como ha sucedido en este juicio, mi cliente sería inmediatamente inocente. Pero como estamos ante un caso de posible violencia de género, sin pruebas, se está cuestionando ya la presunción de inocencia de mi cliente”, concluyó.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído