"Yo he ejercido de a abuelo como si fuera mi nieta". Así comenzaba la declaracion J.M.U.LL, acusado de un presunto delito de abuso sexual a una menor de cinco años, nieta de su entonces pareja.

La Audiencia Provincial acogía esta mañana la vista oral en la que el acusado negó en todo momento los hechos ocurridos el 14 de septiembre de 2013. A preguntas del Ministerio Fiscal, cuya petición inicial es de cinco años de prisión, el acusado reconoció haber estado solo en casa con la menor entre las 9:00 y las 12:30 de la mañana. Sin embargo, negó haberle bajado el pantalón a la menor, ni haber realizado ningún tocamiento.

La justificación del acusado de haber encontrado restos de ADN en los genitales de la menor fue que debido a su enfermedad por la que se le cae la baba, la niña pudo haberse limpiado al ir al baño con una toalla que tenía restos de su saliva. Sin embargo, la acusacion particular le preguntó a este respecto porque no aludió a este hecho en su declaracion en el Juzgado de Instrucción. El acusado afirmó no haber dormido nunca con la menor y aseguró que "jamás me atrevería a hacerle nada a un niño".

La vista oral estuvo a punto de suspenderse ya que una de las principales testigo, la abuela paterna, que fue precisamente la que descubrió los hechos, sufrió un ictus que le impide por el momento prestar declaración.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído