"El acusado ha deshonrado y manchado la fama de la Guardia Civil, que se dedica a perseguir a los criminales, no a ser uno de ellos"

El agente de la Benemérita acusado de asaltar la casa de un empresario junto a dos compinches en la Gran Vía afirma que es inocente y que su superior le ha involucrado en el robo

 Redada en Aldeaseca
Redada en Aldeaseca

El juicio contra un agente del Instituto Armado y sus dos compinches marroquíes, acusados de cometer un asalto a la vivienda de un empresario en la Gran Vía, ha quedado visto para sentencia tras desarrollarse durante cuatro horas en el Juzgado de lo Penal número 1 de la capital salmantina. 

En una interesantísima vista, con argumentos dignos en ocasiones de una película de acción, el representante del Ministerio Fiscal ha decidido rebajar la solicitud de pena de prisión para dos de los tres acusados, concretamente los marroquíes O.M.E.K. y M.A., al entender que han manifestado haber participado de diferentes formas en el atraco. Su pena, que en un primer momento habría sido de 5 años, ha quedado reducida a 2, a la espera de lo que decida finalmente la juez en la sentencia. Sin embargo, el fiscal ha mantenido la petición de 5 años para el agente de la Guardia Civil D.B.A., al considerar que se trata del cabecilla de la banda e instigador del atraco. "El acusado ha deshonrado y manchado la fama cosechada durante muchos años por la Guardia Civil, que se dedica a perseguir a los criminales y no a ser uno de ellos", ha afirmado con contundencia el representante del Ministerio Fiscal.

En su intervención, el primero de los acusados, O.M.E.K., le indicó a la juez que era amigo de M.A., al ser compatriota, mientras que a D.B.A. tan sólo de vista, pero sabía que los otros dos sí que tenían amistad. O.M.E.K. aseguró que M.A. se aprovechó de su confianza para que le acompañara a él y a otros dos hombres de nacionalidad marroquí el día del asalto y se quedara en la calle realizando labores de vigilancia. "Estaba muy nervioso porque sabía que algo malo iban a hacer, pero no el qué", indicó. Pocos minutos después, los tres asaltantes abandonaron corriendo el lugar, y él se marchó a casa, "sin saber lo que había ocurrido". O.M.E.K ha afirmado que el guardia civil D.B.A. no llevó a cabo el asalto, pero era la persona que le daba las órdenes a M.A. y le decía lo que tenía que hacer.

Por su parte, M.A., que ha comparecido esposado ya que se encuentra en prisión, se ha reconocido como culpable del asalto, que realizó en compañía "de otros dos compatriotas que no se encuentran en España". El acusado ha explicado que el también es una "víctima" porque todo lo hacía "amenazado" por D.B.A.. "Él era el capitán. Siempre que hablaba conmigo sacaba la placa y la pistola y me decía que si no realizaba el asalto para él me iba a meter un kilo de marihuana en el coche",  ha afirmado. Además, ha asegurado que D.B.A. organizó el asalto gracias a una limpiadora de la casa que le dio los detalles y le dijo que el empresario "tenía mucho dinero en casa" porque se dedicaba a comprar y vender locales; y que la mejor hora para actuar eran las 15:00 horas, porque la víctima "siempre se echaba la siesta". En este sentido, afirmó que en ningún caso agredió al empresario, porque él se quedó en el hall de entrada de la vivienda, pero que sí vio como uno de los dos compinches que subió con él —los dos que ya no se encuentran en el país y, por lo tanto, no han sido identificados— le golpearon con algo, aunque no ha precisado si fue una pistola.

El guardia civil D.B.A., que residía en Aldeaseca cuando fue detenido, le ha indicado a la juez que los otros dos acusados "se han montado una película de ficción" y que él nunca organizó nada. "Tuve noticias de lo ocurrido por los medios de comunicación", ha señalado. "Soy inocente. Todo me lo ha emplumado mi superior porque tuvo una relación con la que fue mi pareja y me quiere quitar de en medio". Su defensa, el mediático abogado Marcos García Montes, ha calificado la investigación del Instituto Armado que dio con el arresto del guardia civil D.B.A. como chapucera y ha apuntado que "ninguno de los otros dos acusados han colaborado para poder dar con los otros dos fugados ni con la trabajadora de la vivienda".

Para solicitar dos años de prisión para M.A. y O.M.E.K. en lugar de los cinco que pedía inicialmente, el representante del ministerio fiscal ha considerado la atenuante "de capital importancia" de haber confesado el haber participado en los hechos, M.A. como autor y O.M.E.K. como cooperador necesario. Además, ha retirado la utilización del arma en el robo al no haberse probado. Sin embargo, ha pedido al juez que D.B.A., "sin ninguna duda líder e inductor del asalto", sea condenado a los cinco años de cárcel. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído