Los tres jóvenes acusados de tirotear a los profesores del centro Río Tormes, R.C.G, R.M.S y A.M.F, han prestado declaración este miércoles.Según el testimonio de los tres, los hechos sucedidos el 12 de octubre de 2010, cuando cinco personas se montaron en un coche para ir a "dar un susto" a dos profesores, fueron ideados por la única persona que ahora mismo está encarcelada, considerado el autor material de los hechos, alias 'Peter'. Los tres acusados culparon al único encarcelado de traer el arma, plantear la idea de "hacerle algo a los profesores", realizar el los cuatro disparos (dos a casa de un profesor y otros dos al coche del otro docente) y enterrar posteriormente el arma en un descampado, recuperarla horas después y entregársela a una tercera persona.

El primero en prestar declaración ha sido R.C.G, para quien el fiscal, como a sus otros dos compañeros, pide once años y medio. Este, después de explicar que el no pudo reaccionar ante lo que pasó pero que no toco la pistola en ningún momento y solo conocía a uno de los dos profesores porque le había ayudado con un trámite administrativo, culpó, al igual que los otros dos, al ya procesado, aunque matizó que "R.M.S también dio la idea de dar un susto porque había tenido problemas con los profesores". Según afirmó, "intentó convencer a R.M.S de que no hiciera nada, aunque finalmente fue P. quien efectuó los disparos desde dentro de un maletero". Además, aseguró que tanto él como A.M.F intentaron que los demás abortaran el plan y no hicieran nada.

Por su parte, R.M.S negó cualquier tipo de contacto con la pistola y sostuvo que la idea de "dar un susto" a los profesores fue de 'Peter', que les había preguntado por el problema que había tenido el propio R.M.S con alguno de los docentes. Concretamente, R.M.S había tenido un incidente en el centro Río Tormes al sustraer una batería, algo por lo que fue recriminado pese a que posteriormente la devolvió. Asimismo, el acusado indicó que en otra ocasión, uno de los dos profesores le había impedido ir a una excursión sin ningún argumento para ello.

En este sentido,  R.M.S negó que los otros dos acusados hubieran intentando que los demás cesaran en su idea de "hacer algo a los profesores" y explicó que "todos estábamos de acuerdo". Aún así, este acusado si reconoció que "queríamos hacerle un estropicio, como romper una luna o vaciar una rueda, pero nunca se nos pasó por la cabeza disparar a nada ni nadie". En su opinión, fue P. quien, deseoso de hacer algo, efectuó dos disparos sobre la casa de uno de los profesores y otros dos en el vehículo del otro. 

Del mismo modo, el tercero de los acusados, A.M.F confirmó las palabras de R.C.G al decir que "ambos habían intentando hacer entrar en razón al resto". Según su declaración,"el no tocó ni el arma ni escuchó nada de lo que pasó". Además, aseveró que "no conocía a los profesores de nada, no tenía nada contra ellos".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído