Un incendido ocurrido en la noche de este jueves en el Hospital Clínico de Salamanca levantó las alarmas entre los trabajadores e internos del complejo sanitario. Sobre las 22:30 horas comenzó a percibirse mucho humo en las cocinas, fruto de un pequeño fuego en un lavavajillas industrial, lo que rápidamente sembró el pánico en la zona, obligando a activar el protocolo de emergencia.

Al momento se cortaron los accesos al hospital para facilitar la llegada de los Bomberos de Salamanca y Protección Civil. Pese a la aparatosidad de la humareda, no se ha registrado ningún herido de consideración por intoxicación de humo y los daños materiales son escasos, procediendo los servicios de extinción a sofocar las llamas con celeridad y ventilar la zona para evitar males mayores.

Y es que al momento se avisó a todas las plantas para que cerraran las ventanas y evitar así que se introdujera el humo. De hecho, no hubo que desalojar ninguna zona del hospital, algo a lo que también contribuyó la hora del fuego, debido a que por la noche hay menos tránsito por el Clínico y eso facilitó la labor de los trabajadores a la hora de controlar a los internos. Ningún área del Hospital tuvo que ser evacuada; como medida preventiva se trasladó a algunos pacientes de Pediatría a otras zonas del complejo y se dotó de mascarillas tanto a las personas ingresadas como a los familiares que se encontraban en las zonas más próximas al lugar del incendio.

Las causas del fuego están siendo investigadas y se está realizando una evaluación de los daños materiales causados en las instalaciones del centro hospitalario.

Las comidas se mantienen hoy con normalidad gracias a la gestión con el Hospital Virgen de la Vega, donde se han habilitado los recursos necesarios para proporcionar estos servicios, aunque se prevé que en las próximas horas se pueda volver a cocinar en el Hospital Clínico.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído