Un anciano se enfrenta a tres años de cárcel por abusos sexuales a una niña de doce años

Un hombre de 80 años en septiembre de 2015 invitó a su casa a la hija de los vecinos, donde le mostró sus partes íntimas y realizó tocamientos en las de ella, según reza la denuncia. Él lo ha negado en una vista en la que la víctima ha declarado a puerta cerrada. Dentro del salón de la casa le habría dicho, presuntamente, que le habían "crecido las tetitas", tocándole en el pecho. La defensa pide la libre absolución o, de manera subsidiaria, una condena por un delito leve de coacciones
 

0 Comentarios

 Un anciano se enfrenta a tres años de cárcel por abusos sexuales a una niña de doce años
Un anciano se enfrenta a tres años de cárcel por abusos sexuales a una niña de doce años

La Audiencia Provincial de Salamanca ha acogido este martes el juicio contra un hombre de 82 años, J.M.G.E., 80 en el momento de los hechos, acusado de abuso sexual sobre una niña de doce años. Hechos por los que se enfrenta a tres años de cárcel y otros tres de libertad vigilada, además del correspondiente alejamiento de la menor de edad.

Los hechos se produjeron en septiembre de 2015 en Cabrerizos, aunque el acusado lo ha negado. Según su relato de los hechos, vio a la menor en la calle y la invitó a pasar, a lo que ella aceptó estando en el salón durante unos pocos minutos, cuando "se marchó tranquilamente". 

Sin embargo, las acusaciones y declaraciones anteriores de la víctima, que en la vista de este martes declaró a puerta cerrada, habla de que el hombre le habría enseñado sus partes íntimas y dicho que le "estaban creciendo las tetitas", ante lo que le realizó tocamientos en ellas por la parte superior de la ropa. 

Tras estos hechos, el exnovio de la madre de la víctima, acudió al hogar del acusado y le recriminó su actitud frente a lo que el hombre tan solo habría dicho lo siento, sin sentirse extrañado de las acusaciones que versaban sobre él, según declararon el propio exnovio y un vecino, que también fue testigo de este pasaje. 

De esta manera, según el exnovio, lo que le exaltó fue una declaración del acusado en la que comentó que "se podía haber ido cuando quisiese". Además, en la vista, se ha declarado que el acusado podría haberle ofrecido dinero a la niña, algo que él negó.

En cualquier caso, todos anunciaron que la relación anterior a los hechos había sido buena y que, incluso, el propio exnovio que le recriminó su actitud le intentaba ayudar en todo. Por ello, entre otras razones, el Ministerio Fiscal mantuvo su petición al considerar probado que el abuso sexual sucedió, independientemente de que se le hubiera ofrecido dinero o mostrado las partes íntimas. Según dijo, las declaraciones se han mantenido sin fisuras, lo que se suma a que no existe duda de que sí entró en casa y de que respondiera "lo siento" a las recriminaciones del exnovio. Además, pide una responsabilidad civil de 3.000 euros por daños morales. 

La defensa, por su parte, pide la libre absolución al considerar lo contrario, que las declaraciones están basadas en contradicciones, con una sensación de estar aprendida y dirigida, como demuestra el hecho de declarar cosas contrarias en torno al posible dinero ofrecido o a la muestra de las partes íntimas del acusado. Además, consideró que no hay constancia de que la víctima haya tenido síntomas de abusos, ya que, entre otras cosas, tampoco ha sido tratada por un psicólogo. Por otra parte, en caso de que el Tribunal considerara que sí debe ser acusado, pidió, de manera subsidiaria, que se le penara por un delito leve de coacciones y no por abusos sexuales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído