Tres años de prisión para una pareja que traficaba con heroína y cocaína desde un garaje de Salamanca

La Audiencia Provincial impone la condena tras ratificar el acuerdo alcanzado entre la defensa y el Ministerio Fiscal sin necesidad de celebrar el juicio

Audiencia Provincial
Audiencia Provincial

La Audiencia Provincial de Salamanca condenó a un hombre y una mujer, con una relación de pareja, a tres años de prisión cada uno, así como al pago de un multa de 22.900 euros por traficar con heroína y cocaína desde un garaje, donde almacenaban las sustancias. El tribunal aprecia un delito contra la salud pública reconocido por los condenados antes de la celebración de la vista, tal y como recoge el acuerdo alcanzado entre la defensa y el Ministerio Fiscal.

Según recoge la sentencia, a la que tuvo acceso Ical, al menos desde el mes de mayo de 2021 y hasta octubre de ese mismo año, la pareja se dedicó a la venta y distribución de drogas, usando para ello un turismo y un patinete. Tal y como se pudo constatar a través de las cámaras de vigilancia de su aparcamiento, la droga era almacenada en una plaza de garaje cerrada, desde donde se trasladaba a un piso de Salamanca para ofrecérsela a los consumidores finales.

El 15 de octubre del 2021, agentes del Cuerpo Nacional de Policía sorprendieron a los condenados entrando en la plaza de garaje para aprovisionarse de las sustancias y procedieron a su detención. Allí encontraron poco más de 180 gramos de cocaína, la mayoría de una pureza superior al 88 por ciento, y casi 40 gramos de heroína, gran parte con una pureza en torno al 28 por ciento. La totalidad de la sustancia estupefaciente incautada que allí tenían con la intención de distribuirla a terceras personas, alcanzaría en el mercado ilícito un valor de venta al por menor por gramos de 28.803,86 euros, según refleja el documento judicial.

Asimismo, los agentes se incautaron de una caja de caudales con restos de cocaína, un cuaderno de anotaciones, un cuchillo con restos de cocaína en la hoja, cuatro rollos de papel de aluminio, varias bolsas de plástico recortadas y dispuestas para hacer papelinas, tres teléfonos móviles y 94,5 euros procedentes de la venta de sustancias estupefacientes.

El hombre, durante las actuaciones se mostró arrepentido de haber realizado alguna de las ventas de droga y, sobre todo, de haber llevado a su mujer a encubrirle, así como haberle obligado a realizar alguna de las conductas delictivas por las que resultó igualmente condenada. Todo ello, según su declaración, inducido por su grave adicción a los estupefacientes, tal y como corroboró el informe del médico forense.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído