Uno de los antiguos miembros de la charanga 'La Escala' podría ir a prisión por estafar a sus compañeros y falsear documentación

El fiscal le atribuye un presunto delito de falsificación de documentación oficial, por lo que solicita para el acusado dos años de prisión y una multa de nueve meses a 6 euros al día. La defensa particular pide más de siete años por los presuntos delitos de falsedad documental y apropiación indebida

 Palacio justicia audiencia provincial salamanca
Palacio justicia audiencia provincial salamanca

Uno de los antiguos componentes de la extinta charanga salmantina La Escala, se enfrenta a más de siete años de prisión y una multa de elevado coste por los presuntos delitos de estafa y falsificación documental; cometidos, supuestamente, en septiembre de 2014. El juicio tendrá lugar en la Audiencia Provincial los días 15 y 16 de julio.

La charanga ?La Escala? nacía como una asociación cultural en el año 2011, como nacen muchos otros grupos musicales de esta índole: por la unión de un grupo de conocidos de la música, que juntos querían disfrutar de ella tocando diferentes instrumentos y divertirse; pero también recibir una retribución dineraria. Se inscribía, por tanto, en ese año en la Junta para comenzar un viaje corto y con final accidentado para los componentes de la banda.

Esta charanga salmantina, que principalmente se dedicaba a ofrecer sus servicios por pueblos de la provincia de Salamanca y por zonas limítrofes, como Zamora; se componía en su origen por cinco componentes, aunque uno de ellos solamente figuraba de manera formal en su creación, sin participar en el desarrollo empresarial de la misma. Es decir, en la práctica la charanga ?La Escala? la formaban, cuatro componentes: R.S.C., presunto autor de los hechos y en ese momento músico, pero también encargado de la contratación y de los cobros de la banda; y otros tres componentes.

Pasaron cuatro años divirtiendo con su música a los vecinos de diferentes pueblos de la provincia, hasta que, en septiembre de 2014, el grupo comenzó a tener ciertas discrepancias.

R.S.C., presuntamente y por su propia cuenta, decidió disolver la agrupación. Por ello presentó hasta cuatro certificados diferentes a la Junta. Los primeros para el cambio de sociedad y su directiva, luego para el cambio de la domiciliación y finalmente, otro para su liquidación. Todos ellos, y según el escrito de calificación del Fiscal al que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS, con firmas falsas de los demás componentes de la sociedad, e incluso de sus propios padres.

El fiscal le atribuye por estos hechos, un presunto delito de falsificación de documentación oficial, por lo que solicita para el acusado dos años de prisión y una multa de nueve meses a 6 euros al día.

Sin embargo, la defensa particular va más allá. Por su parte, la representación de los otros tres componentes de la charanga, solicita por el delito de falsedad documental ?el mismo que atribuye el fiscal- tres años y medio. Además, aseguran que como esta persona era la encargada de gestionar papeles y contratación, se quedó dinero de las mismas, por ello le atribuyen el delito de estafa por apropiación indebida de dinero. Solicitan por tanto 123.000 euros de responsabilidad civil y otros cuatro años de prisión. Por su parte el fiscal, no cree que se incurra en este último delito que pide la defensa para el acusado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído