Arranca el juicio contra un conductor zamorano acusado de homicidio imprudente por la muerte de tres personas en Montamarta, entre ellos un salmantino

Cadena de custodia, declaración del acusado y familiares

V.M | Zamora24horas.com

2 Comentarios

2685011
2685011

En la mañana de este martes ha dado comienzo en la Audiencia Provincial de Zamora el juicio contra el acusado de homicidio imprudente tras el accidente ocurrido el pasado 25 de septiembre de 2019 en Montamarta, en el que fallecieron tres personas.

Cabe recordar que el joven que se ha sentado en la mañana de este martes en el banquillo, conducía un turismo que chocó contra un camión que estaba averiado en la autovía y como resultado del mismo fallecieron los dos ocupantes que viajaban en el turismo junto a él, un chico de 21 años y un menor de 16 años, así como el camionero que se encontraba reparando la avería.

Durante esta primera jornada del juicio la acusación ha mantenido su petición de pena por tres delitos de homicidio imprudente, mientras que se ha suprimido el delito de daños, mientras que la defensa sostiene la impugnación de las pruebas sobre las muestras de saliva al considerar que se rompió la cadena de custodia y se obtuvieron vulnerando los derechos fundamentales del acusado, algo que no se comparte desde la acusación al considerar que el protocolo fue correcto en todo momento y no entienden “por qué se duda de la cadena de custodia”.

El acusado

El acusado también ha prestado declaración en esta primera jornada y ha señalado que el día de los hechos salieron de la casa en la que vivían en Peque tras haber pasado la jornada vendimiando, afirmando no haber consumido ninguna sustancia. No obstante, ha señalad que el joven de 21 años le dio un cigarrillo liado durante un descanso, le dio unas caladas y no le gustó, sabiéndole raro. Además, ante las pruebas que dieron positivo en hachís y cocaína, el acusado ha aclarado que había consumido en alguna ocasión marihuana o cannabis, pero no era consumidor habitual y ese cigarro no le supo a nada de eso, así como ha aclarado que no estaba sometido en ese momento a ningún tratamiento médico.

Respecto al momento del accidente, el acusado no recuerda haber visto el camión semirremolque parado en ningún momento, así como ninguna luz, solamente la carretera oscura, así como ha afirmado que desconocía la existencia de una bolsa de marihuana que se encontró junto a sus pertenencias.

En relación a la velocidad a la que circulaba, que la Guardia Civil estimaba en unos 150 kilómetros por hora, el acusado ha señalado que normalmente ponía el control automático a 120 kilómetros por hora y no frenó porque no vio ninguna luz en ese tramo recto a pesar de que, según la acusación, la “la Guardia Civil dice que el camión se veía a un kilómetro”.

La jornada además se ha centrado en un vídeo de Instagram en el que presuntamente el acusado habría alardeado de ir en coche a más de 200 kilómetros por hora, grabando el velocímetro, si bien el acusado ha señalado que no cree que ese sea el velocímetro de su vehículo que no sabe si llegará a esa velocidad y él siempre circulaba con el piloto automático, además de señalar que tanto el joven de 21 años como él hacían uso de esa cuenta de Instagram.

En esta primera parte del juicio también han declarado la mujer del camionero fallecido, así como los hermanos del mismo admitiendo que han recibido ya parte de la indemnización y manteniendo la petición que hacen efectivos sus abogados.

La declaración de los padres del joven de 21 años

El padre del joven de 21 años ha resaltado que no conocía al acusado en persona y nunca se puso en contacto con él tras el accidente para pedir disculpas ni dar el pésame ni nada por el estilo y ha señalado que tras los hechos le llegaron informaciones sobre que el acusado alardeaba de conducir a grandes velocidades y personas cercanas le afirmaron que era consumidor habitual.

La madre del joven, además, ha añadido que su hijo estaba “muy influenciado” por el acusado y lo único que recibió fue una llamada de la madre del acusado diciéndole “que no molestara a su hijo” y finalmente para recuperar las pertenencias de su hijo tuvo que acudir a la vía judicial. “Yo quiero que se haga justicia. Cada uno tiene que pagar lo que haga. Las consecuencias hay que asumirlas y pagarlas porque sino estamos educando a personas narcisistas”, ha concluido.

En esta jornada también ha declarado la madre del menor de 16 años, así como agentes.

Para la jornada de mañana está prevista la declaración de los peritos así como se procederá a las conclusiones en la que se conocerán las penas solicitadas finalmente para el acusado. No obstante, por el momento la Fiscalía solicita cinco años de prisión para el acusado de hmicidio imprudente mientras que las acusaciones elevan su petición de pena a los 19 años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído