La Audiencia Provincial absuelve a una pareja que se enfrentaba a seis años de cárcel por pasarse droga presuntamente en un vis a vis

El juicio por el presunto delito continuado de tráfico de drogas llevado a cabo por una pareja en varios vis a vis en la cárcel de Topas tuvo lugar el pasado 25 de septiembre. El acusado ahora absuelto, que se encuentra interno en el centro penitenciario de Topas, negó en todo momento que su mujer estuviera involucrada en un pase de drogas con él, afirmando que “nunca me ha pasado ningún tipo de droga ni en los vis a vis, ni en otro momento”, alegando, del mismo modo, que la primera vez que se le sorprendió con pastillas las había cogido previamente de una papelera.El varón reconoció en el juicio tener en aquel momento las pastillas que se le incautaron, la primera vez, así como el resto de sustancias estupefacientes, en la segunda.

 2681957
2681957

La Audiencia Provincial de Salamanca ha absuelto a una pareja que el pasado mes de septiembre se enfrentó a la pena de seis años de prisión por pasarse presuntamente droga en varios vis a vis en la cárcel de Topas.

La sentencia, dada a conocer este viernes, 11 de octubre, por el TSJCyL, indica que no existe indicio de que se produjera el intercambio de drogas. Además, considera que “se ha acreditado la existencia de problemas de drogodependencia en el hombre y respecto de la cantidad incautada, ninguna de las dosis, supera la cantidad reconocida para autoconsumo de más de un día”.

El juicio por el presunto delito continuado de tráfico de drogas llevado a cabo por una pareja en varios vis a vis en la cárcel de Topas tuvo lugar el pasado 25 de septiembre. El acusado ahora absuelto, que se encuentra interno en el centro penitenciario de Topas, negó en todo momento que su mujer estuviera involucrada en un pase de drogas con él, afirmando que “nunca me ha pasado ningún tipo de droga ni en los vis a vis, ni en otro momento”, alegando, del mismo modo, que la primera vez que se le sorprendió con pastillas las había cogido previamente de una papelera.

El varón reconoció en el juicio tener en aquel momento las pastillas que se le incautaron, la primera vez, así como el resto de sustancias estupefacientes, en la segunda. Todo, eso sí, “para autoconsumo porque, por desgracia, llevo desde los 14 años siendo consumidor habitual”, afirmó, quitando así mismo todo tipo de responsabilidad a su mujer.

“Esas pastillas las cogí de una papelera justo antes de entrar en el vis a vis. No puedo decir quién las dejó allí por seguridad, pero en ningún momento me las dio mi mujer”, cuenta ante el juez el acusado; algo que cuestionan los funcionarios de prisiones, que han prestado declaración como testigos, manteniendo que de camino al encuentro tienen constantemente personal vigilando.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído