La Policía Nacional ha detenido en la Gran Vía, junto a la calle Marquesa de Almarza, a un hombre de 46 años como presunto autor de un delito de robo con violencia o intimidación. Según informa la Comisaría de Salamanca, el arrestado es un delincuente habitual con un amplio historial como autor de diversos hechos delictivos, pues le constan 61 detenciones anteriores.

La presencia policial fue requerida al 091 por el conductor de un autobús de la línea 1, que efectúa el trayecto entre el Barrio de Buenos Aires y la plaza de España, y por testigos de los hechos, explicando que un individuo que viajaba en el autobús se había apoderado de monedas de dos euros del cajetín para cambio en el cobro de billetes. Posteriormente había accionado el botón de apertura de las puertas, huyendo.

Cuando los agentes llegaron al lugar observaron cómo un grupo de ciudadanos, entre los que se encontraba el conductor, tenían sujetado al presunto autor de los hechos, haciéndole entrega uno de ellos de un destornillador. Los policías comprobaron por los testimonios de los pasajeros del autobús que, tras huir, el ladrón fue perseguido y alcanzado por el conductor, forcejeando con él. A pesar de intentar zafarse e incluso agredirle con un destornillador que sacó de entre sus ropas, otras persoans acudieron en su ayuda. Uno de estos testigos fue el que recuperó el destornillador que el detenido había arrojado en una papelera cuando le acercaban hasta el vehículo, donde permanecieron hasta la llegada de los policías.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído