El comandante del Ejército del Aire Ladislao Tejedor Romero, fallecido a consecuencia de un accidente del reactor HA-200 'Saeta' que pilotaba en el aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) en el transcurso de una exhibición de aviones de época de la Fundación Infante de Orleans, tenía origen salmantino, pues su padre procedía del municipio de Valdemierque.

Ladislao Tejedor, de 35 años, estaba casado y tenía una hija de corta edad. Actualmente estaba destinado en el Gabinete Técnico del Ministro de Defensa, del que era ayudante. El comandante era un veterano reactorista. Estuvo destinado en el Ala 23 de Instrucción de Caza y Ataque de Talavera la Real (Badajoz), así como en el Ala 12, en Torrejón de Ardoz (Madrid) como piloto de F-18, avión para el que realizó el curso de adaptación en el Ala 15 de Zaragoza. Había participado en operaciones de exclusión aérea sobre Libia en 2011 y había estado destinado en el destacamento de Herat en Afganistán.

 
Era voluntario de la FIO desde hace 18 años. Ingresó en la Academia General del Aire compatibilizando sus estudios de la carrera militar con su pasión por la Aviación Histórica. En su carrera profesional consiguió calificación para piloto de caza y fue piloto demostrador del F-18 en el Ala 12 e instructor de vuelo en la Escuela de Caza y Ataque de Talavera la Real. Voló misiones de combate real cuando la política de defensa española requirió a los mejores.
 
Debido a su altísimo nivel profesional era en la actualidad ayudante del Ministro de Defensa. Durante su largo período como voluntario de la FIO voló varios aviones de la colección, siendo en la actualidad uno de los tres pilotos asignados al HA-200 Saeta. Su elevado perfil profesional, su modestia y su entrega a la FIO le convirtieron en un modelo para todos los que integramos esta organización.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído