Cuatro años por abusar sexualmente de una conocida mientras dormía afectada por el alcohol tras la Nochevieja Universitaria de Salamanca

La Audiencia Provincial considera delito de abuso sexual con acceso carnal, hallándose la víctima privada de sentido

0 Comentarios

Cuatro años por abusar sexualmente de una conocida mientras dormía afectada por el alcohol tras la Nochevieja Universitaria de Salamanca
Cuatro años por abusar sexualmente de una conocida mientras dormía afectada por el alcohol tras la Nochevieja Universitaria de Salamanca

La Audiencia Provincial de Salamanca condenó a un varón a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual con acceso carnal, hallándose la víctima privada de sentido, una conocida con la que se había encontrado mientras celebraban la popular Nochevieja Universitaria.

Según la sentencia, consultada por la Agencia Ical, la víctima acudió a la Plaza Mayor a celebrar la fiesta tras ingerir alcohol en el domicilio que compartía con otras estudiantes. Por el camino, se encontraron con un grupo de jóvenes varones con quienes continuaron la fiesta en un conocido local de la noche salmantina.

Como la víctima estaba mal por la ingesta de alcohol, el grupo decidió llevarla al domicilio y una amiga de ella, junto al acusado, la acostó en su cama con la ropa puesta. Después se marcharon, salvo el condenado y otras dos jóvenes que se quedaron en otra estancia.

Tal y como recoge la sentencia, el procesado, “aprovechando que la víctima se encontraba inconsciente por el consumo previo de alcohol, con ánimo de satisfacer sus impulsos sexuales, y sin el empleo de fuerza para conseguir sus propósitos, la penetró vaginalmente”. La víctima despertó más tarde, sobre las 4.30 horas, y se encontró con que “había vomitado, estaba desnuda, sentía dolor en la zona genital y tenía hematomas en el pecho”.  

A la mañana siguiente, después de consultar lo ocurrido con sus amigas, acudió al Hospital Clínico para recibir asistencia y fue reconocida por el médico forense que apreció lesiones compatibles con penetración vaginal forzada. Como secuela le quedó trastorno por estrés postraumático.

Además de la pena de prisión, el condenado tiene prohibido acercarse a la víctima a una distancia inferior a 250 metros, a su domicilio y cualquier lugar donde se encuentre y de comunicarse con ella por cualquier medio durante cuatro años. Finalmente, deberá indemnizar a la joven con la cantidad de 245 euros por las lesiones, 2.000 euros por la secuela y 10.000 euros en concepto de daños morales. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído