Los Bomberos de Salamanca han tenido que desplazarse este mediodía hasta la Plaza Mayor ante el desprendimiento de varios cascotes en la parte superior de uno de los pabellones. Los trozos cayeron cerca de una de las terrazas de los establecimientos de hostelería de la zona, aunque no hay que lamentar heridos. Los bomberos revisaron la zona para evitar nuevos desprendimientos, debidos al parecer por el fuerte viento, pues Salamanca se encuentra este jueves en alerta por rachas entre 70 y 90 kilómetros por hora.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído