El detenido el domingo, borracho y drogado en un control, estuvo a punto de atropellar a una niña de 8 años en Pozo Amarillo


Al interceptar el vehículo, solamente se encontraba el conductor, que fue detenido, dando resultado positivo en las pruebas de alcoholemia y de detección de drogas. En el maletero se intervinieron, además de un bate de béisbol, efectos y ropa litúrgica, concretamente un crucifijo de madera, una casulla y dos estolas, manifestando que los había encontrado en una iglesia abandonada de Zamora, pero que habían sido robados en la iglesia del Poblado de Vistahermosa

 Foto de recurso Policía Nacional
Foto de recurso Policía Nacional

El varón que fue detenido este domingo por agentes de las policías Local y Nacional como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por circular por el centro de la ciudad, tras saltarse un control, duplicando la velocidad permitida, contraviniendo todas las normas de tráfico y poniendo en grave riesgo la vida de varios transeúntes; llevaba en el maletero ropa litúrgica y otros efectos en el maletero del vehículo que conducía, sustraídos en la Iglesia del Poblado de Vistahermosa.

En la madrugada del sábado al domingo, agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local tenían establecido de forma conjunta un control de verificación de documentación en la Gran Via. En un momento dado, los agentes solicitaron que se detuviera al conductor de un vehículo en el que viajaba acompañado de otros tres jóvenes. 

El conductor hizo caso omiso a las indicaciones y en vez de detenerse, aceleró, teniendo dos agentes que saltar para evitar ser atropellados, huyendo a gran velocidad, siendo perseguido por dotaciones de la Policía Local. En su fuga por el centro de la ciudad duplicó el límite de velocidad establecido, no respetó ninguna de las normas de tráfico y puso en grave riesgo la vida de varios viandantes, que debieron apartarse para no ser atropellados, especialmente a una niña de 8 años en la calle Pozo Amarillo.

La persecución se efectuó por diversas calles del la zona de ocio nocturno, con gran presencia de personas en la calle, lo que aumentó considerablemente el riesgo para su vida e integridad física, logrando finalmente que se detuviera a la altura de la plaza de la Fuente con la calle Peña Primera, al toparse con otro vehículo de Policía Local.

Al interceptar el vehículo, solamente se encontraba el conductor, que fue detenido, dando resultado positivo en las pruebas de alcoholemia y de detección de drogas.

En el maletero se intervinieron, además de un bate de béisbol, efectos y ropa litúrgica, concretamente un crucifijo de madera, una casulla y dos estolas, manifestando que los había encontrado en una iglesia abandonada de Zamora.

Las gestiones practicadas han permitido constatar que los efectos litúrgicos intervenidos proceden del robo en la Iglesia del Poblado Vistahermosa, que su representante denunció el pasado 25 de marzo, comprobándose que habían accedido al interior tras la fractura de una ventana, sustrayendo 4 tallas, ropa litúrgica y otros efectos.

Los efectos recuperados han sido reintegrados al denunciante tras su reconocimiento, en calidad de depósito, para lo que determine la autoridad judicial, a cuya disposición ha sido puesto el detenido, continuando la investigación abierta para el total esclarecimiento de los hechos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído